Las porristas del East St. Louis Flyers y Trinity Catholic High School protagonizaron una batalla de bailes que terminó muy mal debido a la pelea campal que se desató durante la competición.

Ambas escuadras presentaban sus números con el objetivo de superarse, pero una serie de provocaciones verbales generó un enfrentamiento entre dos de las competidoras, luego todo se salió de control.

Una de las integrantes “invadió” el área rival y encaró a otra animadora. Después de los dimes y diretes, empezaron los golpes y corretizas.

Los aficionados entraron a la duela para tratar de calmar los ánimos y separar a algunas porristas, pero el ambiente era tan áspero, que algunos de ellos terminaron con golpes.

El incidente se dio previo al duelo de basquetbol entre ambas escuelas

 

Foto / Captura de pantalla de YouTube