Los tres helicópteros del gobierno de Puebla no vuelan debido a que es muy alto el costo de su mantenimiento y de la póliza de seguro, por lo que se analizan modelos financieros para que operen nuevamente.

Así lo reveló el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien explicó que el accidente del 24 de diciembre de 2018, en el que murieron los exgobernadores Martha Erika y Rafael Moreno Valle, “desvalorizó” a las aeronaves oficiales, ante las versiones de que se intercambiaban sus piezas con unidades privadas.

El mandatario señaló que los helicópteros actuales podrían cambiarse por otros que resulten menos costosos o bien rentarlos.

La administración estatal cuenta con tres helicópteros, de los que dos fueron adquiridos durante el sexenio de Rafael Moreno Valle y uno en la gestión de Mario Marín Torres.

Durante el morenovallismo se ocuparon para el traslado del gobernador, pero a partir de la gestión de José Antonio Gali Fayad se destinaron para patrullaje y ambulancias aéreas.

Señala Barbosa caro mantenimiento

Durante una entrevista tras la presentación de un programa alimentario para mujeres embarazadas y lactantes que el DIF estatal puso en marcha, el gobernador confirmó que fueron suspendidos los vuelos de los tres helicópteros, como hace unos días informó el personal del hangar que se encuentra a un costado del Estadio Hermanos Serdán.

Explicó que las compañías aseguradoras piden una alta suma de dinero para otorgar al gobierno poblano una póliza, debido a que las aeronaves están desprestigiadas tras el accidente en el que perecieron Alonso Hidalgo y Moreno Valle, pues recordó que surgieron versiones acerca de que sus piezas eran intercambiadas con una empresa privada.

Lo mismo ocurre con las compañías que dan mantenimiento, pues los costos que ofrecen son muy altos, dijo el mandatario.

“No hay ninguna compañía aseguradora que nos quiera asegurar nuestra flota más que con precios altísimos por lo desprestigiados que están –los helicópteros– y también no hay ninguna compañía de mantenimiento que nos quiera hacer el contrato salvo por millones”, comentó.

Explicó que los helicópteros modelo Agusta que fueron adquiridos durante el sexenio de Moreno Valle –por 10 millones de dólares– son de uso ejecutivo, lo que incrementa su costo de operación si es que se destina a patrullaje o como una ambulancia aérea.

El costo por mantenimiento alcanza un promedio de entre 30 y 60 millones de pesos al año, a esa cantidad debe sumarse el costo del seguro, dijo el gobernador. “Con eso te alcanza para comprarte otro”, acotó.

En ese sentido dijo que se analiza desde su reemplazo por otros menos costosos, pues aseguró que él no los utilizará para su traslado personal.

Además se contempla un modelo parecido al arrendamiento, pero evitó ahondar en el tema hasta que no se haya tomado una decisión al respecto.

El gobernador hizo énfasis en que el estado necesita ese tipo de infraestructura aérea, por lo que aseguró que ya se revisan las alternativas, pero sí se contará con aeronaves para patrullaje, labores de protección civil y como ambulancias.

¿Qué aeronaves son?

El gobierno estatal tiene un helicóptero Agusta modelo A109S “Grand” matrícula XC-LMO, número de serie 22163, registrada en abril de 2010.

Otra aeronave es Agusta Modelo AW119MKII, matrícula XC-LNA con número de serie 14785, año de fabricación 2012.  

Ambos fueron adquiridos durante el sexenio de Moreno Valle, con un costo cercano a los 10 millones de dólares.

La tercera aeronave fue adquirida durante el gobierno de Mario Marín y es marca Bell Modelo 407, matrícula XC-HPZ, número de serie 53801, fabricada en octubre de 2007.

De acuerdo con información del portal Compranet, en junio de 2014 la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) pagó 3.5 millones de pesos para contratar pólizas de seguro para tres de sus aeronaves con la empresa Mapfre Tepeyac S.A.

En el 2013 el pago fue de 4.8 millones de pesos por una póliza con Seguros Banorte General para asegurar cuatro aeronaves, es decir, una más que en 2014.