Las rutas 10 Rojos, Valsequillo, Bulevar CU, 3 Libertad, 72 y 77A resaltan entre las que cuentan con más unidades equipadas con cámaras de vigilancia, botones de pánico y localizadores satelitales, como parte del programa de modernización del transporte.

Sin embargo, los concesionarios adheridos a la Unión de Transportistas esperan que este martes las autoridades judiciales les concedan la suspensión provisional de la demanda de amparo que presentaron para evitar ser sancionados por no equipar sus vehículos.

Este miércoles vence el plazo que el gobierno del estado autorizó en octubre del año pasado para que los transportistas modernicen sus vehículos, a cambio del aumento de 2.5 pesos a la tarifa del transporte.

Piden más botones

De acuerdo con un recorrido realizado este lunes, e-consulta constató que por cada dos unidades de las rutas 10 Rojos, Valsequillo, Bulevar CU, 3 Libertad, 72 y 77A, una cuenta con cámaras de vigilancia, botones de alerta y localizadores satelitales.

De acuerdo con Josué Benítez, quien es operador de una unidad de la Ruta 10 Rojos, los botones sí están conectados con el Centro de Comando C5, pues hace una semana uno fue accionado a la altura de la Secretaría de Movilidad y Transporte en la colonia La Paz, y una patrulla acudió al llamado.

No obstante, Guillermo Mendoza, quien también es operador de la misma línea, comentó que hacen falta más botones de pánico en las unidades, pues solo hay dos: uno que se encuentra a la mano del operador y otro en la parte trasera.

Además señaló que ha percibido miedo entre los usuarios por accionar el botón, por lo que dijo que espera que estos sí funcionen en caso de que haya una emergencia.

Según comentaron los concesionarios, el equipamiento de las unidades costó entre 15 mil y 20 mil pesos, dependiendo de los dispositivos adquiridos, además deberán pagar 500 pesos a las empresas que contrataron para que les den el servicio de internet y así estar conectados al C5.

Esperan un fallo a su favor

Por su parte, Samuel Méndez, representante de la Unión de Transportistas, confió en que los tribunales otorguen una suspensión provisional en la demanda de amparo que los concesionarios de nueve rutas presentaron a finales de diciembre en contra de la modernización del transporte.

El dirigente insistió en que no hay recursos suficientes para adquirir el equipamiento, por lo que no pueden ser sancionados con el retiro de sus concesiones, como advirtió la SMT.