El presidente de la Cámara de la Industria Textil Puebla-Tlaxcala (Citex), Carlos Couttolenc López, informó que 2019 fue un año muy complicado para la industria textil por la caída de ventas del 35 por ciento en comparación con el 2018 y el cierre de cinco empresas.

"Fue un año muy difícil, cayeron  30 a 35 por ciento las ventas, contra el 2018, en el último bimestre, quitando diciembre, que al final de cuentas siempre es un mes complicado para la industria textil ya que muchas de las plantas tenemos que parar para dar mantenimientos obligatorios", comentó.

Dijo que hubo cierta mejoría a fin de año, sin embargo el inicio de 2019, debido a los paros técnicos del primer semestre estuvo muy complicado para la industria textil y cinco empresas cerraron, perdiéndose más de mil fuentes laborales.

"Perdimos alrededor de mil empleos en 2019. Esperemos que este año sea  mejor. Todos los industriales tenemos las ganas y todo el empeño para apoyar a los trabajadores para poder tener un mejor año en todos los niveles, " detalló.

Al ser cuestionado sobre si el cierre de las fábricas fue debido a la inseguridad, dijo que fue una mezcla de muchos factores y que no todo se le puede achacar a ese tema, ya que el mercado también estuvo complicado y con sus respectivos altibajos.

Aseguró que tuvieron robos de camiones y  20 choferes de proveedores que fueron asesinados o heridos en carreteras  como la México-Puebla y el Arco Norte, así como a las afuera de las fábricas. En robo de mercancía las pérdidas fueron superiores a 20 millones.

Destacó que ha tenido apoyo del C5 y han estado trabajado en conjunto con el secretario de Seguridad Pública Estatal, Ildefonso Amezaga Ramírez, para dar mayor seguridad en Ciudad Textil y al Parque Industrial La Resurrección.