Luego de que el grupo delincuencial Los Ardillos matara a 10 personas el pasado viernes en Chilapa, Guerrero, otro grupo comunitario presentó a una veintena de niños armados como sus nuevos integrantes.

Los menores con edades de 6 a 16 años portaban escopetas y rifles de bajo calibre y participaron en un desfile por la carretera Alcozacán Hueycatenango, según una nota del diario Reforma.

Bernardino Sánchez, de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Fundadores (CRAC-PF) dijo que 9 menores que tienen entre 15 y 16 años ya están capacitados para disparar. Explicó que a los otros 10, que tienen entre 6 y 13 años, se les va a adiestrar para que protejan a su comunidad, a sus familias y a ellos mismos

“A los que estamos preparando (a los niños) es también para que cuiden a sus hermanitos cuando vayan al campo”, dijo Sánchez.

La presentación de los menores se da luego de que el grupo armado conocido como “Los Ardillos” matara el viernes pasado a 10 personas –ayudantes de un grupo musical– de la comunidad de Alcozacán.