El 7 de febrero se fijó como la fecha prevista para resolver el futuro laboral de los trabajadores poblanos afectados con la extinción Seguro Popular y la entrada en funciones del Instituto Nacional de Salud Para el Bienestar (Insabi). 

Así se acordó entre autoridades e inconformes luego de una protesta que realizaron este miércoles a las afueras de Casa Aguayo. 

Para hoy estaba previsto un encuentro entre afectados y funcionarios del nuevo instituto, sin embargo se anunció la cancelación y eso generó inconformidad. 

Tras el diálogo con una comitiva se planteó que revisarán las listas de trabajadores y opciones de capacitación para integrarlos a las actividades del Insabi

De acuerdo con los inconformes, son más de 700 funcionarios los que se vieron afectados con el cambio de programas, pues además prestaban funciones con contratos temporales.