Productores de caña de la región de Atencingo, perteneciente al municipio de Chietla, pidieron a la PROFECO que revise si las básculas del Ingenio ubicado en esta zona están bien calibradas, pues, al no tener acceso al lugar donde se encuentra la máquina, sospechan que pueden estar quitándoles una parte de la producción.

Un productor, en entrevista para e-consulta, señaló que en la última Zafra que inició en noviembre del 2019 el pago que recibieron por tonelada de caña fue de 820 pesos, mientras que en años anteriores había sido de 915 pesos.

Aunado a esto, indicó que han notado una disminución en la cantidad de toneladas que registra la báscula, y precisó que por cada 24 toneladas de caña no se registran 3, pero esto no lo pueden comprobar debido a que los campesinos no tienen acceso al lugar donde se realiza el pesaje.

Por lo que solicitó a nombre de sus compañeros productores que la Procuraduría Federal del Consumidor revise las condiciones bajo las que opera la báscula del complejo azucarero.

Este Ingenio ubicado en el municipio de Chietla se encuentra entre los 3 más grandes de México, al producir más de 125 mil 589 toneladas de azúcar producidas tras cada Zafra, los campesinos trabajan para que la producción de Caña cuente con las condiciones adecuadas para la producción de azúcar y solo piden que les paguen lo justo por su trabajo.

Además, solicitaron que organizaciones como la Confederación Nacional Campesina y Azúcar Morena, apoyen a los campesinos en la cuestión del pago que reciben por cada tonelada de caña que se produce.