El Congreso de Puebla pretende nombrar un fiscal para ejercer siete años, no solo para los tres que restaban al periodo de Víctor Carrancá Bourget, a quien este miércoles le fue aprobada su renuncia sin juicio político ni comparecencia ante los diputados.

El nuevo titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) asumiría el cargo el próximo 20 de febrero y su gestión concluiría el 19 del mismo mes, pero de 2027.

Así lo establece la convocatoria aprobada este miércoles por la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) del poder Legislativo, misma que será publicada el jueves.

El documento avalado por las bancadas señala que del 17 al 24 de enero se recibirán los documentos de los interesados y, al cerrar el plazo, se publicará la lista de aspirantes.

El primer filtro lo realizará la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, que determinará cuáles postulantes no cumplen con los requisitos y remitirá a la Jugocopo una lista depurada.

Con esos nombres la Junta de Gobierno conformará otra lista, de al menos diez candidatos, que deberá ser aprobada por dos terceras partes de los 41 diputados, para que sea enviada al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Las comparecencias

El mandatario devolverá a los diputados una terna de finalistas, para que cada uno comparezca ante todos los legisladores en el pleno.

La convocatoria señala que las entrevistas serán por orden alfabético y los aspirantes tendrán hasta media hora para exponer sus propuestas, mientras que no se estableció un límite de tiempo ni un máximo de preguntas por diputado o partido político.

Sin precisarse la fecha, se indicó que “concluido el proceso anterior”, la terna se someterá a votación del pleno y la persona ganadora será la que reúna el voto de dos terceras de los 41 diputados, pero no se enfatiza si esto es con 27 o 28 votos, a pesar de que este conflicto se suscitó en noviembre, en la designación del auditor superior.

Para competir por el cargo se establecieron sólo cinco requisitos: “I. Ser ciudadano (a) mexicano en pleno goce de sus derechos políticos y civiles; II. Tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos al día de su designación; III. Ser profesional del derecho con título legalmente expedido, con antigüedad mínima de diez años; IV. Gozar de buena reputación y V. No haber sido condenado por delito doloso”.

Se va Carrancá sin juicio

La salida de Carrancá Bourget de la Fiscalía General del Estado (FGE) se hizo oficial este miércoles luego de que el Congreso local ratifico la aprobación de su renuncia durante la primera sesión ordinaria del pleno.

Por unanimidad de 38 votos a favor se avaló su separación definitiva del cargo un mes después de que la presentó al poder Legislativo.

Sin embargo, se descartó un proceso o denuncia en contra del ahora ex fiscal, incluso se declinó llamarlo a comparecer para que diera cuentas de su trabajo antes de irse, aunque a finales del año pasado se abrió la posibilidad de someterlo a juicio político.

Antes de la aprobación, los diputados José Juan Espinosa Torres (PT) y Héctor Alonso Granados (MC) exigieron al gobernador Miguel Barbosa Huerta no imponer a un personaje afín al frente del organismo.

Espinosa Torres advirtió por adelantado que ha trascendido la designación de Carlos Meza Viveros, abogado expriísta y exvocero de campaña de Barbosa Huerta.

El también exalcalde de San Pedro Cholula señaló también que sería inconstitucional que el nuevo titular del FGE ocupe el puesto por un periodo completo de siete años, ya que solo debería estar hasta enero de 2023, cuando concluirá la gestión 2016-2023 del ahora exfiscal.

Carrancá se fue 3 años antes

Carrancá Bourget dejó el cargo tres años antes de concluir el periodo de siete años para el que fue designado el 5 de enero de 2016, pero ya tenía un año y cuatro meses sin ejercer, pues solicitó licencia desde el 4 de septiembre de 2018.

Su salida se validó sin someterlo a juicio político ni comparecer en el Congreso para dar cuentas de su trabajo, a pesar de que así lo prometieron los diputados de Juntos Haremos Historia desde que eran candidatos.

A su paso por la FGE y los cuatro años que antes estuvo en la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Carrancá Bourget acumuló acusaciones de “fabricación” de pruebas y delitos, presos políticos, perseguir por consigna a críticos del exgobernador Rafael Moreno Valle, así como de violaciones a los derechos humanos.

Foto: Agencia Enfoque