Aunque casi siempre logran huir de forma impune, los delincuentes tuvieron una mala jornada en Puebla pues este lunes uno de ellos fue abatido por un agente ministerial tras asaltar una unidad del transporte público y otro más fue linchado por una turba en Huaquechula.

En Huaquechula el primer linchado del 2020

El primero de estos casos también significó el primer linchamiento del 2020 en la comunidad de Santa Ana Coatepec, perteneciente al municipio de Huaquechula, donde alrededor de 50 pobladores defendieron a los dueños de una tienda de fertilizantes, linchando a uno de los sospechosos, aunque dos escaparon, y dos más fueron tundidos a golpes y rescatados por la policía.

Este hecho se registró aproximadamente a las 12:00 horas, cuando cinco sujetos desconocidos llegaron a una tienda de fertilizantes, donde sometieron y amagaron a los dueños del local, los cuales inmediatamente gritaron para pedir ayuda.

los colonos, al escuchar el llamado de las víctimas, salieron de sus domicilios para prestar ayuda y lograron retener a tres de los cinco asaltantes. Ante la situación, cansados de la delincuencia, los pobladores tundieron a golpes a los tres maleantes, situación por la que policías ministeriales, estatales y municipales tuvieron que intervenir.

Sin embargo, a la llegada de las autoridades policiacas, uno de los presuntos asaltantes ya había muerto ante la brutal golpiza, por lo que solo dos fueron rescatados con vida, pero severamente golpeados, siendo llevados a un hospital en la región de Atlixco. De este hecho, la Fiscalía General del Estado tomó conocimiento.

Ministerial abate a ladrón de la Ruta 53

El segundo caso ocurrió por la tarde en la colonia Gabriel Pastor de la ciudad de Puebla, donde un presunto asaltante fue abatido tras asaltar a los pasajeros de la Ruta 53 del transporte público, en inmediaciones de la 41 Poniente y 7 Sur.

De acuerdo con reportes otorgados por los testigos, dos hombres habrían asaltado a los pasajeros de una unidad del transporte público de la Ruta 53 que circulaba en calles de la colonia Gabriel Pastor.

Uno de los sospechosos portaba un arma de fuego y otro más un arma blanca con las que amargaron a los pasajeros y les quitaron sus pertenencias, sin embargo cuando se disponían a darse a la fuga, una persona que viajaba en la unidad del transporte público comenzó a perseguirlos.

Posteriormente se supo que se trataba de un agente ministerial que viajaba a bordo de una unidad de transporte público, el cual siguió a los asaltantes hasta la 41 Poniente esquina con la 7 Sur, donde logró herir a uno de ellos en la cabeza y detuvo al otro.

Aunque el hecho podría acreditarse a simple vista como defensa personal e intento de detención por delito en flagrancia, el elemento deberá responder ante el agente del ministerio público para descartar cualquier uso excesivo de la fuerza.

Foto: Agencia Enfoque