Luego de que este viernes se registrara un tiroteo dentro del Colegio Cervantes en Torreón, Coahuila, el cual dejó un saldo de una maestra y un alumno muertos, además de 6 heridos, se dio a conocer que la agresión pudo deberse a un caso de negligencia por parte de los padres de familia, quienes se mostraron negativos ante la revisión de mochilas de los alumnos.

De acuerdo con la periodista Carmen Aristegui, las autoridades de la institución educativa rechazaron el pasado mes de octubre el operativo “Mochila sana y segura” a petición de los mismos tutores, quienes aseguraron que ellos podían inspeccionar las mochilas de sus hijos diariamente.

A través de un comunicado publicado el 4 de octubre del 2019, la directora del plantel, Catalina Mireles Tapia, notificó a la supervisora de la Zona Escolar 506 que los padres no accedieron a la realización de dicho operativo:

“los padres de familia expresaron su inconformidad ante la medida de que personas ajenas hagan su revisión, señalando que las condiciones de nuestra comunidad no requieren su aplicación”, señala el escrito.

Autoridades municipales y estatales aseguraron que el menor, quien se quitó la vida tras la agresión, habría introducido el arma de fuego en el interior de su mochila, lo que dio pie a que el gobernador Miguel Ángel Riquelme anunciara el reforzamiento del programa de inspección de mochilas en las escuelas de Coahuila.

 

Foto: Twitter