El PAN, el PRI y el PRD depuraron sus padrones de militantes en Puebla, como lo ordenó el INE, mientras que Morena aún no termina a pesar de que el plazo vence este martes 31 de diciembre.

De acuerdo con las dirigencias estatales de las tres primeras fuerzas políticas, concluyeron el proceso para ratificar a su militancia en el siguiente orden: 

El PRD desde septiembre, el PRI este mes y el PAN cerrará su plazo de refrendo este día, luego de que dio una prórroga a sus simpatizantes, ya que el cierre original era el 17 de diciembre.

En cambio, la dirigencia estatal de Morena reconoció que aún no termina la reafiliación e ignora el avance porque fue realizada por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y no ha informado el último corte.

Todos los partidos políticos debieron realizar un refrendo en todo el país, debido a que el Instituto Nacional Electoral (INE) detectó un cúmulo de anomalías, como duplicidad de militantes o afiliaciones masivas sin consentimiento de los ciudadanos.

Por estos hechos el INE impondría multas millonarias, pero de forma sorpresiva perdonó las sanciones y solo ordenó hacer la depuración.

Tras la reafiliación, los partidos enviarán al INE sus nuevos padrones, para que sean validados y se conozca la nueva cifra oficial de militantes de cada uno. 

PRI tenía el padrón más inflado

El PRI era el partido que tenía el padrón más abultado en Puebla, ya que estaba integrado por 654 mil 91 personas, pero la misma dirigencia estatal admitió que estaba “inflado”, ya que databa de hace diez años, por lo que aplaudió la depuración obligatoria.

Por las afiliaciones masivas realizadas durante el gobierno de Rafael Moreno Valle, el PRD tenía 120 mil militantes, pero también se dudaba de la autenticidad de los registros.

El PAN apenas había realizado un refrendo en 2017, donde perdió más de 12 mil militantes, ya que tenía 35 mil 990 y se quedó con 24 mil 63, cifra que podría volver a disminuir con la reafiliación.

Morena tenía dos listas de afiliados en Puebla, una con 110 militantes y otra solo con 9 mil, por lo que tampoco había certeza en su militancia y eso provocó que el TEPJF cancelara su elección interna de dirigentes, que se celebraría en noviembre.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó auditar y depurar el padrón del partido a nivel nacional como un requisito para llevar a cabo sus comicios, pero se desconoce el avance y por eso no se ha fijado una nueva fecha para reprogramar la elección interna.

Foto: Agencia Enfoque