Nicolás Manilla Lezama, director del Hospital de TramautologÍa y Ortopedia del IMSS, adelantó que se prevé un aumento de hasta  8 por ciento en menores de edad y un 15 por ciento en adultos por quemaduras derivadas del uso de pirotecnia o manejo de alimentos calientes.

"El promedio de accidentes por quemaduras en pequeños es de 8 por ciento y en adultos hay un incremento de 15 por ciento, que varía en según accidentes automovilísticos, riñas, accidentes con armas de fuego, o uso de pirotecnia ", indicó.

Manilla Lezama recomendó no utilizar pirotecnia y tampoco dejar el árbol de navidad encendido toda la noche para evitar accidentes, por lo que invitó a los padres tomar precauciones y vigilar a sus hijos para evitar riesgos innecesarios.

"Los árboles son un peligro si se quedan encendidos toda la noche, porque los contactos o multicontactos pueden llegar a temperaturas muy altas y provocar un incendio, por lo cual deben estar supervisados. Si los pequeños no entran a la zona donde están los líquidos calientes, créame que se va evitar el accidente y vamos a tener unas fiestas muy felices y muy tranquilas", explicó.

Agregó que los niños de  4 a 8 años son los más propensos a sufrir accidentes y mencionó que las lesiones en las manos y tórax son las más recurrentes, aunque los recién nacidos también presenta accidentes por caída.

"Lo que más tenemos son quemaduras en manos y tórax, y el índice de edad en pequeños es de los 4 a los 8 años; y de fracturas pueden de ser recién nacidos o hasta los 14 años", detalló el médico.

Foto: Agencia Enfoque