Como parte del recorrido del Toxi Tour de eurodiputados y toxicólogos internacionales por Tlaxcala, tomaron muestras de los contaminantes del río Atoyac con las que se busca hacer una denuncia internacional de su estado crítico.

Su recorrido por el municipio vecino y el río compartido incluyó también un encuentro  con habitantes de la comunidad de Villa Alta en el municipio de Tepetitla de Lardizabal, Tlaxcala, en el que expusieron los riesgos de vivir junto al río.

Los pobladores dijeron que desde los años setenta comenzó a contaminarse el Atoyac  y han enfrentado algunos tipos de leucemias y otras enfermedades de la sangre que antes no se veían en la zona.

Aunque ahora ya se observa cierto interés de las autoridades por la contaminación del río, lamentaron, en los primeros casos no tuvieron ni el acceso a los servicios médicos gratuitos ni en Puebla ni en Tlaxcala.

"Tardamos 15 años yendo y viniendo a México. Se nos agotaron los recursos económicos. También su servidor, mi familiar y mi esposa tuvimos que acudir a un albergue temporal en San Judas Tadeo donde nos brindaron toda la atención, desde aquí se los agradezco igual.

"Y desafortunadamente algunos compañeros de mi muchacho fallecieron, pero mi lucha fue tan incansable que hoy les digo, tenemos que poner un alto a este problema, pero tenemos que ser el pueblo, los gobiernos y las industrias", relató Norberto Rojas, cuyo hijo enfermó de un tipo de preleucemia.

En posteriores foros realizados en la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), organizadores y académicos hicieron énfasis en que el sistema político y económico mexicano favorece la contaminación en pro de la industrialización.

Prueba de ello, dijo Andrés Barrera Marín, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA) es que tanto en el Atoyac, como en otros puntos del Toxi Tour se observa que ni los contaminantes ni las enfermedades se miden en serio.

"Ni siquiera están bien determinados, rebasan la imaginación de los investigadores más audaces y con un subregistro de la toxicidad tan grave que ocurre en nuestro país, evidentemente el subregistro de las enfermedades es algo que acompaña esto", explicó.

Tras visitar este día el Atoyac en Tlaxcala, el Toxi Tour recorrerá mañana en Puebla los accesos a la planta armadora de Volkswagen, el río Metlapanapa, donde de rechaza un colector de residuos textiles, y la presa de Valsequillo.

Foto: Especial