Al presentar los resultados del "Foro de Seguridad Hídrica en la Cuenca del Alto Atoyac" organizado por la Universidad Iberoamericana Puebla , académicos sostuvieron la necesidad de conformar un grupo plural que se encargue de un plan de rescate.

Para Gabriela Pérez Castresana, académica del Instituto en Investigaciones del Medio Ambiente Xabier Gorostiaga, S.J. (IIMA) este Plan Integral de Restauración Ecológica o Saneamiento debe atender las recomendaciones que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió en 2017 con la participación de diferentes actores.

"Por eso es que nosotros tenemos que hacer énfasis en que se conforme esta comisión pero que también se invite a participar a las comunidades y también a grupos académicos", dijo. 

Este último sector de la sociedad al que pertenecen la universidad y el instituto, agregó Pérez Castesana, también tiene la responsabilidad de compartir y difundir lo que se obtiene desde la práctica académica para que se logren mejorías en la cuenca del  río .

En su intervención el también académico del instituto, José Rosario Marroquín Farrera, expuso que por el bien de los recursos hídricos del estado es necesario revisar los proyectos de obras y tomar en cuenta la postura de las comunidades relacionadas con los ríos.

"No se tiene en cuenta cuáles son las necesidades reales de los usuarios y entonces es algo que debe incorporarse con más fuerza", dijo.