Camila Fernández está convencida de que la vida le dio una nueva oportunidad, luego de revelar durante una entrevista para Ventaneando que hace tres años tuvo una grave lesión en las cervicales que la hizo perder la fuerza en sus extremidades, pasó siete meses en cama y tres años en terapia que la ayudó a recobrar la fuerza en los brazos y manos

La hija de Alejandro Fernández aseguró que la situación la llevó al límite, incluso su estado de ánimo se vio muy afectado, pero ahora ese hecho es cosa del pasado.

“Siento que son como segundas oportunidades que te da la vida y espero que esta sea la que valga la pena, aprovechar el tiempo, la vida y espacio en todo”.

Tras el accidente le dijeron que ya no iba a poder volver escribir o bailar, gracias a su perseverancia en las terapias; Camila está lista para regresar a los escenarios con nuevo material discográfico.

El pasado 13 de noviembre se estrenó en todas las plataformas digitales su nuevo sencillo, Bueno fuera, tema con el que se desprende del género ranchero que por varias décadas ha caracterizado la música de la dinastía de los Fernández.

“Estoy muy feliz de lo que viene y espero que les guste tanto como a mí. Eso también fue lo que me enseñaron toda mi vida, que buscara mi propio sonido y mi autenticidad y eso es lo que he querido proyectar durante toda mi vida y ahorita quede evolucionar al sonido que tenía antes y que sentía que ya no me describía, entonces le di un cambio más fresco y radical”.