Además de la indemnización a los deudos de Yazmín N, la policía municipal de Puebla muerta por atropellamiento el pasado 8 de enero en la intersección de la   autopista México- Puebla a la altura de San Jerónimo Caleras, el conductor detenido por este caso deberá cubrir alrededor de 160 mil pesos por los daños generados a la patrulla y los vehículos involucrados en el fatal accidente.

En la audiencia celebrada la mañana de ayer en el Centro de Justicia Penal de Puebla, la agente del Ministerio Público reveló que de acuerdo con las estimaciones de un perito, los daños ocasionados a la patrulla municipal con número económico VP- 108 es de 70 mil pesos, mientras que los generados al automóvil Chevrolet Beat color blanco que conducía el detenido y que ahora se sabe es de su madre, alcanzan los 75 mil pesos; a su vez, el perito consideró que los daños al automóvil Seat León, cuyo conductor aquel día fue detenido por ir a exceso de velocidad, alcanzan los 15 mil pesos.

Al respecto, la defensora pública de Miguel X. T., de 29 años de edad, originario de Zacatelco, Tlaxcala, señaló que en el caso de la madre de su representado, esta no solicitará la reparación del daño, al contrario, apoyará a su hijo para llegar a un acuerdo reparatorio con los deudos y el resto de los afectados, en este caso, el Ayuntamiento de Puebla y el dueño del Seat León.

Incluso la abogada de oficio, aseguró que se ya está en pláticas con los afectados, aunque no existe registro de ello, situación ante la cual se le negó a Miguel la posibilidad de que su caso fuera devuelto al área de Medidos Alternativos de Solución de la Fiscalía de Puebla. Lo anterior, significaba que el detenido no necesariamente tenía que ir a prisión ya que en 30 días debía llegar a un acuerdo con las partes.

Sin embargo, como ya se informó, una jueza de control decidió vincularlo a proceso e imponerle la medida cautelar de prisión preventiva necesaria, ya que no hubo elementos para concederle al arrestado lo que pedía, además de que se supo que el día de los hechos, el automovilista viajaba en segundo grado de alcoholemia.

Pese a todo lo anterior, el acusado ha manifestado su deseo de llegar a un acuerdo reparatorio y concluir de la manera más pronta con el caso.

Fue la mañana del viernes pasado cuando Yazmín junto con otro elemento se disponían a levantar una infracción por exceso de velocidad al conductor de un automóvil en la incorporación del bulevar Carmen Serdán y la autopista Puebla-Orizaba.

De momento un segundo automóvil que era conducido por Miguel, quien además estaba bajo los efectos del alcohol, chocó contra la patrulla y atropelló a Yazmín, que murió minutos después de ingresar al Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS.

Foto Especial