Este miércoles se reanudaron las actividades en la línea de producción del vehículo Jetta en la planta Volkswagen de Puebla, con más de mil 500 trabajadores que estuvieron en paro técnico por 17 días.

Trabajadores sindicalizados confirmaron que tal y como se estableció en la circular emitida desde el 10 de octubre pasado, este miércoles 6 de noviembre se reintegraron a la actividad los trabajadores del primer turno y por la tarde lo harán los del segundo.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz, Similares y Conexos (Sitiavw), Rey David García Avendaño, inicialmente dijo no conocer el paro y luego aceptó que la línea se detendría tres semanas.

Según el acuerdo firmado por los trabajadores al momento en que se les hizo la respectiva notificación, el paro se realizó durante las semanas 43, 44 y 45, así como dos días de la semana 46, es decir, desde el 14 de octubre y hasta el 5 de octubre, reanudando actividades este día.

Las fuentes consultadas explicaron que el paro técnico tampoco obedeció a las adecuaciones que se hacen a los robots y al montaje de la línea por el llamado cambio de año-modelo, como lo expuso en su momento García Avendaño sino a las bajas ventas de la séptima generación del icónico Jetta.

Derivado de esta situación, los trabajadores encargados de ensamblar este modelo prevén que para la primera semana de diciembre se registre un nuevo paro técnico, aunque hasta el momento no han sido notificados de forma oficial por la empresa, a través del sindicato, como siempre se hace.

La situación pega directo a los bolsillos de los trabajadores pues la gran mayoría, a estas alturas del año ya no cuenta con días de vacaciones que puedan ser tomados a cuenta, motivo por el cual sus días-salario se van al 50 por ciento y son descontados directamente en los bonos y el aguinaldo.

Foto Agencia Enfoque