“Este producto es alto en azúcar: una lata contiene 8.5 cucharadas de azúcares añadidos”, muestra la radiografía de El Poder del Consumidor.

“Elaborada con jarabe de maíz de alta fructosa, ingrediente asociado al desarrollo de síndrome metabólico”, agrega la información. “Contiene colorante caramelo IV, relacionado a efectos carcinógenos”.

“Una porción de 100 mililitros (ml) contiene 12 gramos (g) de azúcares, lo que equivale a 2 cucharadas cafeteras. Pero es muy común que se consuma el producto en su totalidad (355 ml), el cual contiene 42 g de azúcar, equivalentes a 8 cucharadas y media de azúcar”, muestra la radiografía.

“Por lo que una lata de 355 ml cubre con el 168% y con el 210%, para adultos y niños, respectivamente, del límite máximo tolerable de azúcares añadidos que se pueden consumir en un día, según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, agrega la publicación.

“Su consumo, sin embargo, puede contribuir al desarrollo de síndrome metabólico, que es un conjunto de alteraciones metabólicas que incluyen obesidad, aumento en los niveles de triglicéridos, colesterol y glucosa, así como de hipertensión arterial, todos considerados factores de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular y diabetes”, advierte la publicación.

“No se recomienda su consumo habitual, ya que su contenido en azúcares es excesivo, además de que las calorías provenientes de este producto son consideradas “calorías vacías”, pues no aportan ningún tipo de nutriente adicional”, concluye.

Aquí la radiografía completa:

https://elpoderdelconsumidor.org/2019/07/radiografia-de-coca-cola-cherry-sabor-cereza/

Foto Instagram