Debido al daño a escala mundial que representa la contaminación y el cambio climático, la empresa mexicana Bimbo se sumará a los esfuerzos por combatir este problema despidiéndose de las envolturas de plástico en sus productos.

Para esto, a partir de octubre sus envolturas serían 100 por ciento compostables, lo que significa que se pueden colocar junto a desechos orgánicos, protegiendo también la calidad y frescura de los productos.

Esto lo aseguró Daniel Servitje, presidente y director de Grupo Bimbo, añadiendo que la empresa será pionera en el uso de esta nueva tecnología.

 

 

El mismo Servitje aseguró que la empresa tiene un fuerte compromiso con el cuidado del planeta, por lo que, además de contribuir en la disminución de plásticos, también han invertido en energía eólica.

Lo novedoso del nuevo empaque que propone Bimbo es que está hecho a partir de ácido láctico, un insumo que es completamente orgánico y biodegradable, lo que permite que se integren a la naturaleza sin dejar residuos.

 

 

Foto: Twitter