Ocho meses después de haberse renovado 212 alcaldías, el Congreso del estado suma ocho solicitudes de revocación de mandato de ediles, entre ellos los de Puebla, Atlixco y San Martín Texmelucan.

En Cuyoaco y Juan N. Méndez también se busca remover a los presidentes, reveló la diputada Vianey García Romero, presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

Señaló que las peticiones se fundamentan en diversos temas, pero principalmente se deben a la inseguridad, la falta de servicios y conflictos sociales.

No obstante enfatizó que algunos recursos han sido promovidos por opositores políticos que buscan atacar a las autoridades por la vía mediática solo por emanar de diferentes partidos.

“Muchas veces son por temas políticos, es decir, son grupos de enfrente que lo que quieren es remover por fines políticos”, denunció en entrevista.

Sin embargo aseguró que su comisión —que le corresponde atender las solicitudes— analizará cada petición conforme al procedimiento de ley antes de determinar si es procedente o no.

La legisladora de Morena anunció que para mayor exhaustividad cada solicitud se analizará en conjunto con la Secretaría General de Gobierno (SGG) para que aporte la información respecto al clima de gobernabilidad y de servicios de cada municipio.

Los denunciados

En la capital de Puebla la denunciada es Claudia Rivera Vivanco, que llegó al cargo postulada por la coalición Juntos Haremos Historia.

La petición para removerla es impulsada por el diputado local panista Oswaldo Jiménez López, sobrino del exgobernador y exalcalde de la capital, Antonio Gali Fayad, argumentando que la edil morenista ha mostrado incapacidad para gobernar.

En Atlixco se pretende destituir al panista Guillermo Velázquez Gutiérrez, quien ganó la elección representando a la coalición Por Puebla al Frente y, en febrero (cuatro meses después de tomar protesta), pidió licencia para buscar la candidatura del PAN a la gubernatura.

En San Martín Texmelucan van contra Norma Layón Aarun, que abanderó a Morena, PT y PES en los comicios del 2018.

Apenas el viernes fue objeto de una manifestación en su contra frente al gobernador electo Miguel Barbosa Huerta, quien abrió en el municipio su gira de “agradecimiento” tras ganar la elección extraordinaria del 2 de junio.

En Juan N. Méndez acusan de diversas anomalías a Alejandro López Velasco, del frente conformado por PAN-PRD-MC-CPP-PSI, e incluso pobladores tienen tomada la presidencia municipal desde hace varios meses.

Lo mismo pasa en Cuyoaco, donde gobierna Anabel Rechy Benavidez, de Movimiento Ciudadano (MC), quien despacha en un inmueble de su propiedad porque la alcaldía está cerrada por ciudadanos inconformes.

El procedimiento

La revocación de mandato y la remoción de cualquier integrante de los ayuntamientos es una facultad del Congreso del estado y se encuentra establecida en el artículo 57 de la Constitución del estado.

El numeral 3 de la fracción XXI establece que para remover a un alcalde o regidor se tendrá que garantizar su derecho de audiencia y admitir las pruebas que presente.

“La suspensión o revocación del mandato de uno o más de los miembros de un ayuntamiento, respetando la garantía de audiencia, admitiendo las pruebas que ofrezcan y oyendo alegatos”, refiere el texto.

Para destituir a alguno de los miembros de un Cabildo, el mismo artículo constitucional precisa que se requiere mayoría calificada, que es el voto de dos terceras partes del Congreso, o sea, 27 de los 41 diputados.

Ven “politiquería”

El presidente del poder Legislativo, Gabriel Biestro Medinilla, consideró que las solicitudes de revocación de mandato son “politiquerías” de partidos opositores y descartó que pueda prosperar al menos la que va contra Rivera Vivanco.

Defendió otra vez que la inseguridad y los problemas que aquejan a la capital y al resto del estado son una “herencia maldita” de los gobiernos anteriores que no se pueden solucionar “por arte de magia” por los nuevos gobiernos.

Foto: Agencia Enfoque