Un artefacto con forma de libro explotó en las oficinas de la senadora Citlalli Hernández y ella sufrió quemaduras leves.

Versiones extraoficiales indican que el libro explosivo fue entregado hace varios días y que permaneció en la oficina, y que hasta las siete de la noche del miércoles 29 de mayo la senadora lo abrió y le explotó en las manos.

Aseguran que a pesar de que el artefacto es casero, provocó una explosión considerable y una gran cantidad de humo.

La senadora Citlalli Hernández aspiró el humo de la explosión y resultó con quemaduras moderadas y tuvo que ser llevada a un hospital para que valoraran su estado de salud.

En su cuenta de Twitter, la senadora Citlalli Hernández publicó un par de mensajes en los que aseguró que se encuentra bien y que condena el ataque.

“Me encuentro bien y fuerte. Condeno totalmente el acto violento e intimidatorio que sufrí en mi oficina, pero refrendo mi convicción de que la revolución de las conciencias y el cambio en este país se debe dar y se dará en forma pacífica. Agradezco su preocupación y cariño”.

La senadora Citlalli Hernández indicó que ya se tomaron las medidas adecuadas para evitar más ataques y que serán las autoridades las que investiguen el origen del atentado que sufrió.

“Sobre el incidente de esta noche, puedo decirles que estoy bien. Se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias y dejaremos que las autoridades competentes actúen sobre el caso”.

“Agradezco infinitamente sus preocupaciones y muestras de cariño. Amor con amor se paga”.

Hasta el momento las autoridades no han revelado el móvil del ataque a la senadora Citlalli Hernández ni tampoco han dicho si siguen alguna línea de investigación que las lleve a identificar y detener a los responsables del atentado.

Crédito de la foto @CitlaHM