Zoé Robledo, subsecretario de Gobernación, indicó que no realizarán una investigación para saber si se contrató o no el Palacio de Bellas Artes para realizar un acto religioso.

Indicó que la labor de la Secretaría de Gobernación en el tema de los cultos públicos se limita a la toma de nota y su registro.

Gobernación es responsable de los temas que tienen que ver con los cultos públicos, la toma de nota de las asociaciones religiosas, su registro, la participación que puedan tener en otras instituciones, en los hospitales públicos, en las cárceles y demás. Hasta ahí llega los ámbitos de la secretaría, una contratación o un uso de un espacio publicó como Bellas Artes, en un acto que sigue sin quedar claro”.

El miércoles 15 de mayo se celebró en el Palacio de Bellas Artes un homenaje a Nassón Joaquín García, líder de la iglesia evangélica La Luz del Mundo.

En redes sociales se criticó que las autoridades hayan permitido que el Palacio de Bellas Artes se ocupara para celebrar un acto al que calificaron de religioso.

Zoé Robledo precisó que no se realizó un acto religioso en el Palacio de Bellas Artes ni se ofició un acto de culto, pero indicó que será la Secretaría de Cultura la que determine qué fue lo que ocurrió.

“No fue un culto propiamente, no se ofició un culto religioso, que es lo que está regulado y está en la Constitución. Si hubo un concierto vinculado a, pues tendrá que ser Bellas Artes quien determine, en este caso la Secretaría de Cultura, si fue adecuado o no. Lo que sí sabemos es que no fue un culto religioso, como propiamente lo establece la Constitución”.

Aseguró que no existen reglamentos que indiquen que no se puede rentar el Palacio de Bellas Artes y que se tendrá que aclarar cómo fue que se prestó el espacio.

“No hay un asunto que diga que Bellas Artes puede o no rentarse. Bellas Artes se renta de manera recurrente para otros actos distintos a la oferta cultural del propio gobierno. En ese sentido, son las autoridades de Bellas Artes quienes tienen que salir a aclarar cómo se dio el préstamo, la contratación o lo que haya sido, del espacio, quién la solicitó y qué medidas tienen que tomar”.

Indicó que los políticos que asistieron deben explicar los motivos por los cuales los invitaron y por qué decidieron participar.

“Reitero, es un asunto que está en esa frontera nebulosa entre lo público y lo privado, pero sí, yo creo que lo más sano es salir a explicar quién los invitó y a qué fueron”.

Crédito de la foto Noticieros Televisa