Los ataques de la alianza panista contra Luis Miguel Barbosa huerta son patadas de ahogado, aseguró la dirigente del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Los partidos que abanderan a Enrique Cárdenas Sánchez, dijo durante una visita a Puebla para hacer campaña con el candidato de su partido, se saben perdidos y están mostrando su peor cara.

"Saben que tienen perdida la batalla, saben que no tienen nada que hacer en esta campaña, están más que muertos y bueno, pues están dando patadas de ahogados", dijo en entrevista tras participar en un acto de campaña con sindicalizados del sector salud.  

Desde la alianza panista, recordó, se han identificado irregularidades como el call center impulsado por el ex secretario federal Santiago Creel Miranda, así como el desvío de 200 millones de pesos de recursos públicos por parte del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez.

Si bien se tienen previstas las denuncias correspondientes y se hace un llamado a que los mandatarios no intervengan, comentó, en Morena están enfocados en la campaña y no en hechos que calificó como tonterías.

"Yo creo que hay que denunciar al call center y todo lo que se haga de guerra sucia, pero yo creo que ahorita nosotros lo que tenemos que estar encargados es de la campaña y no perder el tiempo y que no nos lo quiten en tonterías, que ellos se entretengan en tonterías", agregó.

Al mal lugar que ocupa Cárdenas Sánchez en las preferencias electorales, agregó la dirigente nacional, se suma el rechazo que algunos panistas tienen hacia el candidato que se eligió para la contienda.

En la entrevista Polevnsky Gurwitz dijo también que como presidenta del Morena podría solicitar la intervención de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para el resguardo de los comicios y también alistan la participación de observadores electorales.

Tras acompañar a Barbosa Huerta en el acto del sector salud en un salón social de la colonia San Manuel, la dirigente nacional asistió también a una actividad en la zona de Amalucan.

Foto Agencia Enfoque