Un hombre identificado como Rosendo M. H. fue liberado por la Fiscalía General del Estado, que inicialmente lo retuvo como presunto partícipe del homicidio cometido el pasado viernes en la 12 Oriente y 4 Norte, del centro histórico de Puebla.

Fuentes al interior de la FGE señalaron que Rosendo fue asegurado por agentes ministeriales en las inmediaciones de la escena del crimen, señalándolo de haber participado en el crimen de Marco Antonio Ascencio.

Tras asegurarlo y ponerlo a disposición de la Unidad de Flagrancia de la FGE, se determinó que Rosendo padece de sus facultades mentales, por lo que se trató de que los padres de la víctima lo identificaran.

Al descartarse que Rosendo hubiera sido el solitario pistolero que disparó contra Marco Antonio la mañana del viernes, se ordenó no proceder en su contra y fue liberado en horas recientes.

Ante esta situación el homicidio que atestiguaron decenas de poblanos, se encuentra sin un presunto responsable detenido y aunque las líneas de investigación tienen en la mira a varios implicados, hasta el momento no se han girado las ordenes de aprehensión.

Marco Antonio fue agredido la mañana del viernes cuando viajaba, en compañía de sus padres, en su automóvil Chevrolet Aveo con placas de Morelos.

Salía del estacionamiento público en la 12 Oriente y 4 Norte tras haber acudido a los juzgados familiares, ubicados a una calle, en donde se resolvió la custodia familiar de sus hijas.

En ese momento un sujeto se acercó a la ventanilla del lado del conductor y le disparó en tres ocasiones, la más grave fue la lesión en la cabeza, misma que provocó que al día siguiente perdiera la vida.

Foto Especial