Los dirigidos por Francisco Palencia realizaron exitosamente las pruebas médicas, mismas que eran indispensables para conocer el estado de salud de cada jugador en el equipo, para continuar con su pretemporada y trabajar con intensidad y seguridad médica en los próximos días.

A cargo del doctor Francisco Marban, los universitarios participaron en diversas actividades para conocer su estado físico, en donde todo salió como esperaban.

“De inicio hacemos un electrocardiograma en reposo para ver el estado del corazón sin ningún esfuerzo físico y pasamos entonces al ecocardiograma, en donde por un ultrasonido se revisan todas las cavidades del corazón y la función de cada uno”, explicó Marban.

El doctor hizo hincapié en que todas las pruebas son determinantes para conocer la salud del jugador, pues asegurar su condición física, es importante para el conjunto.

“Como último paso trabajamos la prueba de esfuerzo, es el protocolo de Pugh e intentamos llevar al corazón a su máximo esfuerzo para detectar que no haya ninguna alteración que ponga en riesgo la vida de los jugadores, además, estamos haciendo análisis de gases, con esto, determinamos el consumo máximo de oxígeno y cual es rendimiento dentro del campo de juego”.

Por último, prevenir cualquier problema, es el principal objetivo de los médicos universitarios pues durante la semana, continuarán con ejercicio constante de cara al Clausura 2019.

“Prevención, principalmente para evitar alguna sorpresa, alguna patología cardiaca que nos pudiera causar algún problema dentro de la cancha y tener un parámetro para poder medir el entrenamiento que se llevará a cabo durante la pretemporada y la temporada”.

Fotos: Boletín Club Lobos BUAP