De los 12 integrantes del gabinete estatal que presentó la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo el pasado viernes, cuatro no tienen trayectoria profesional en Puebla: Jesús Rodríguez Almeida, Aurelio Miguel Robles Bárcena, Fernando Rosales Solís y Maximiliano Cortázar Lara.

Luis Banck Serrato, que fue nombrado como jefe de la Oficina de la gobernadora, nació en la capital del país, pero en 2005 obtuvo la calidad de poblano.

Los nombramientos fueron dados a conocer por la gobernadora en la víspera del inicio de su gestión.

Cabe señalar que aún están pendientes los nombramientos de las nuevas áreas de gobierno que surgirán de una propuesta de reingeniería a la administración pública que Alonso presentará al Congreso local en los próximos días.

De seguridad a gobernabilidad

Rodríguez Almeida, quien fue nombrado titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), es originario de la Ciudad de México y ha ocupado diversos cargos de la administración pública en Quintana Roo y en Chihuahua.

El nuevo secretario también formó parte del gabinete del exgobernador Rafael Moreno Valle –esposo de Alonso–, pues en agosto de 2015 sustituyó al entonces secretario de Seguridad Pública Facundo Rosas Rosas, después de que sus colaboradores fueron detenidos por el Ejército Mexicano por vínculos con el robo de combustible.

Anteriormente, en 2012, Rodríguez se desempeñó como procurador y secretario de Seguridad Pública en la Ciudad de México, gestiones que se vieron envueltas en la polémica por la actuación de la policía capitalina durante manifestaciones, como la aprehensión de participantes en marchas de protesta por los estudiantes de Ayotzinapa.

Sobre el tema, el funcionario respondió a medios de comunicación que estaba orgulloso de la actuación “gallarda y responsable” de los cuerpos de seguridad a su cargo.

Rodríguez estudió Derecho en la Universidad Tecnológica de México, es doctor en la misma materia y cuenta con una maestría en Ciencias Penales.

Llega del gobierno de Peña a la SEP

La gobernadora integró en su equipo de trabajo a Aurelio Miguel Robles Bárcena como secretario de Educación Pública, quien desarrolló su vida profesional en la capital del país y hasta el mes pasado ocupaba la subsecretaría de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud federal, durante la gestión del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

En octubre de 2016, el gobierno municipal de Guadalajara, entonces a cargo de Enrique Alfaro Ramírez, anunció que presentaría una denuncia en contra de Robles, que en esa fecha se desempeñaba como secretario General del entonces Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), por filtrar documentos confidenciales para perjudicar el proyecto político del alcalde.

La información que supuestamente fue difundida ilegalmente tenía que ver con los resultados de las pruebas de control de confianza que presentó Salvador Caro, para ocupar la comisaría de la capital de Jalisco.

Primero obtiene notaría y después lo nombran secretario

En la Secretaría de Seguridad Pública fue asignado Fernando Rosales Solís, originario de la Ciudad de México y quien hasta la semana pasada se desempeñaba comoFiscal de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).

Además, en la recta final de la gestión de José Antonio Gali Fayad, el ahora secretario obtuvo la patente para ocupar la notaría número 11 en San Andrés Cholula.

El funcionario llegó a Puebla a invitación de Antonio Carrancá Bourget, a fin de laborar primero en la Procuraduría y después en la Fiscalía General del Estado.

Repite en la vocería

Maximiliano Cortázar Lara, originario de la capital del país, fue designado como coordinador general de Política y vocero de la administración estatal. Anteriormente ocupó este mismo cargo en el gobierno de Moreno Valle. 

Entre 2011 y 2012 se desempeñó como coordinador de Comunicación Social en la precampaña presidencial del panista Ernesto Cordero Arroyo; en 2006 fue vocero de la presidencia durante la gestión de Felipe Calderón Hinojosa.

Integran a Banck

El expresidente municipal de Puebla Luis Banck Serrato es otro de los integrantes del gobierno estatal que no es originario de Puebla, aunque cuenta con la ciudadanía poblana desde el primero de julio de 2005. El ex edil fue integrado en la Jefatura de la Oficina de la gobernadora.

Durante el sexenio de Moreno Valle, Banck fue secretario de Desarrollo Social y director general del DIF estatal.

Foto: e-consulta