Ante la “ilegalidad con la que desde el Congreso se planea nombrar a un encargado de despacho en la Fiscalía General del Estado (FGE), los diputados electos de la coalición Juntos Haremos Historia adelantaron que promoverán una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Gabriel Biestro Medinilla, virtual coordinador de la coalición legislativa, y Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura, afirmaron que la propuesta enviada por el mandatario Antonio Gali Fayad al Congreso para nombrar a un suplente de Víctor Carrancá Bourget, es una “torpeza política” y muestra la desesperación del morenovallismo.

Biestro Medinilla señaló que al establecer en la reforma al artículo 16 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, las figuras de “suplente” y “encargado de despacho” se genera una contradicción en los criterios.

La reforma, expuso, busca eliminar la facultad que el Congreso tiene para nombrar al titular de la Fiscalía General del Estado ante una eventual salida de Carrancá Bourget.

“La reforma no sólo es una muestra de los actos de desesperación con los que ahora el morenovallismo está actuando, pues hasta ellos reconocen su inminente desaparición de la faz política del estado y de la nación, la reforma al artículo 16 que pretenden no sólo es inconstitucional no sólo desea que una ley secundaria designe el sustituto de una autoridad reconocida constitucionalmente, sino también altera la regularidad democrática de la seguridad pública”.

Para Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura, la propuesta hecha por Gali Fayad es inconstitucional, así como un “atropello y una torpeza política”.

Aseveró que en caso de que la LIX Legislatura apruebe la reforma, ésta no procederá debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarará su ilegalidad tras estudiar la acción de inconstitucionalidad que la dirigencia de Morena interponga ante el máximo tribunal del país.

El lunes pasado, Gali Fayad envió al Congreso una iniciativa para reformar el artículo 16 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, la cual plantea que ante las ausencias mayores a 30 días por parte del titular, éste podrá designar a un suplente que sólo será reconocido como un “encargado de despacho”, pero que no requerirá del aval del Congreso.