La Secretaría de Educación Pública (SEP) que se trasladará a Puebla, según lo dicho por Andrés Manuel López Obrador, actualmente renta para sus oficinas en la CDMX un desarrollo inmobiliario de lujo por más de 29 millones de pesos al mes, cuyo contrato vence el 31 de diciembre de 2022.

La mudanza que hizo la SEP a ese conjunto, en 2017, fue justificada con el argumento de que con la renta de este inmueble se generaba un ahorro, pues se integraban ocupantes de 21 inmuebles diferentes que también  se rentaban.

De acuerdo con el documento que desde mayo transparenta la dependencia por obligación, el contrato de arrendamiento se firmó con una institución bancaria que representa al Fideicomiso Comercial Mitikah F/2584, para ocupar un inmueble de avenida Universidad, 1200, colonia Xoco, delegación Benito Juárez, Ciudad de México.

El inmueble es un edificio de siete plantas, 106 mil 41 metros cuadrados y 259 cajones de estacionamiento.

El edificio que ocupa la SEP forma parte de Desarrollo Inmobiliario Mitkah que incluye un complejo habitacional, de oficinas y uso comercial.

La descripción del mobiliario refleja la actividad burocrática de la SEP pues se hizo el compromiso de entregar 6 mil 229 módulos de cubículos simples y personales, mil 403 cubículos también personales pero con un escritorio más amplio; 294 módulos con espacio para un funcionario y dos visitantes, así como 124 módulos con dos mesas y seis sillas.

En las cláusulas del contrato se señala la duración del contrato del  1 de noviembre de 2017 y hasta el 31 de diciembre de 2022, y se asienta que el mismo subsistirá pese a los cambios en la SEP; la rescisión en caso de no cumplir obligaciones,  y la posibilidad de su terminación anticipada “con la sola notificación que haga una a la otra, sin necesidad de declaración judicial previa". 

La mudanza de la SEP al edificio de Mitikah fue cuestionada en 2017 por integrantes del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y el proyecto integral del desarrollo inmobiliario también provocó  protestas de vecinos.

El cambio al edificio que alguna vez ocupó Bancomer en el sur de la capital del país, fue justificado por autoridades de la SEP tras los daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre, aunque la misma dependencia ya había evaluado técnicamente su ocupación desde 2016.

Asimismo se expuso que con la renta de este inmueble se generaba un ahorro, pues se integran ocupantes de 21 inmuebles diferentes que antes se rentaban y de los cuales no hay un registro en lo que transparenta el gobierno federal sobre arrendamientos.

La publicidad de Mitikah y las reseñas en portales inmobiliarios señalan que se trata de una torre de 600 departamentos de lujo, un centro comercial, consultorios médicos, un hotel y áreas verdes que podrían quedar listos en 2022.

Entre las inconformidades de los vecinos de la colonia Xoco, están el previsible desabasto de agua, los congestionamientos viales y que el proyecto incumple con la normativa de construcción de vivienda de la Ciudad de México.

De acuerdo por lo anunciado por el equipo de López Obrador, la mudanza de la SEP sería escalonada. Ya se han hecho algunas propuestas para ocupar inmuebles y el próximo miércoles habrá una primera reunión con el gobernador Antonio Gali Fayad para abordar el tema.