Los problemas de salud que enfrentó el comediante Adrián Uribe lo llevaron a pensar que iba a morir e incluso se despidió de su familia.

Uribe estuvo delicado de salud debido a una obstrucción intestinal y a algunas complicaciones por las que estuvo hospitalizado cerca de tres semanas, situación que lo llevó a caer en desesperación.

“Hubo una noche, la del nueve de mayo, que estaba en terapia intensiva, entre las medicinas y la anestesia de la tercera operación, yo pensé que ya me iba, hasta me despedí de mi familia; afortunadamente al otro día amaneció y todo se compuso. Me pasaron a terapia intermedia y ya estuve mejor, estuve rodeado de mi mamá, de mi hijo. Tuve mucho miedo en aquella ocasión, lloré mucho. Le dije a Dios: aquí estoy, tú eres el que sabes”, reveló el comediante.

Ahora que ya está mejor, Adrián da las gracias a todas aquellas personas que se preocuparon por su estado de salud y oraron por él.

“Estoy impresionado porque mucha gente estuvo rezando por mí, me decían: ‘yo recé por usted y pedí por su salud’, eso no se paga con nada, es una bendición”, expresó.

Creo que mi vida es un antes y un después de lo que  me sucedió. Fueron momentos muy difíciles, no sabía si iba a despertar”, es la reflexión hecha por Adrián Uribe.

Foto El Vigia

Con información de TVyNovelas

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]