Tras enterarse de las pésimas condiciones de vida en las que estaba su madre, doña María Eugenia Luévano, de 80 años, por culpa de dos de sus cuidadores, Alejandro Guillén y Montserrat Casas, el actor Eduardo Yáñez levantó demanda en contra de ellos y llegará hasta las últimas consecuencias para que paguen por el maltrato y descuido que recibió su mami.

La señora se encontraba en condiciones críticas de salud y tuvo que ser llevada de urgencia a un hospital, donde le amputaron un brazo, todo esto sin que Yáñez tuviera conocimiento. De acuerdo con una fuente cercana al actor, dichos 'enfermeros' pretendían robarle hasta la casa.

Por su parte, los cuidadores se defendieron alegando que jamás actuaron con negligencia ni malos modos, que todo fue culpa del actor, quien se comunicaba muy poco con ellos y piensan contrademandar al galán de telenovelas, pues afirman que no tienen nada que esconder.

Sin duda, este cierre de año no ha sido uno de los mejores para Lalo, quien aún sufre las burlas y las consecuencias de haber golpeado al reportero Paco Fuentes durante una alfombra roja, porque este se atrevió a preguntarle sobre la difícil relación que Lalo tiene con su hijo, Eduardo Jr. 

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]