Rosalinda Esthefanie Morales García, la mujer que avisó que el chofer de un taxi no la dejaba bajar y que fue encontrada muerta en Acambay, Estado de México, no habría subido a ningún taxi y los responsables del crimen habrían sido quienes enviaron el mensaje de texto.

La versión que se recoge en esta nota la publica el portal de Radio Fórmula, que asegura que la tomó del diario Excélsior y puede tratarse de una simple especulación. Sólo se publica como información sin confirmar y sin fuentes que la respalden.

La versión extraoficial que publican los medios supone que Rosalinda Esthefanie Morales García no utilizó el taxi y que las personas que la sometieron se apoderaron de su celular para enviar el mensaje y engañar a las autoridades.

En el mensaje que Rosalinda Esthefanie Morales García envió a una de sus amigas aparece el número de placas 5799JFE, que se atribuyen a un taxi.

Las autoridades del Estado de México aún no han informado si el número de placas que aparece en el mensaje corresponde a un taxi.

Los policías del Estado de México encontraron en Acambay el cadáver de Rosalinda Esthefanie Morales García, quien fue reportada desaparecida el 14 de diciembre.

La primera versión indica que la mujer, de 29 de años de edad, envió a una de sus amigas un mensaje en el que indicó que estaba dentro de un taxi y que el sujeto que manejaba no le permitía que bajara.

El cuerpo de Rosalinda Esthefanie Morales García fue encontrado en la comunidad de Santa Antonio Detiña, Estado de México, en el kilómetro 9.5 del libramiento Acambay.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México indicó que la principal línea de investigación es una relación sentimental que sostuvo con un sujeto desde hace meses.

Los familiares de Rosalinda Esthefanie exigieron a las autoridades del Estado de México que atrapen al responsable de la muerte de la joven.

Rosalinda Silvia García Montero, madre de Rosalinda Esthefanie, indicó que desde que se enteraron que su hija había enviado un mensaje con las placas del taxi acudieron a denunciar.

“No nos dicen nada, siguen en la línea de investigación sobre placas, sobre esto, sobre lo otro, pero ellos dicen que lo van a resolver. Lo van a resolver. Y yo pido justicia, justicia para mi hija porque no se valía, no se valía lo que le hicieron a ella y en nombre de otras víctimas también”.

La mujer afirmó que desde el 14 de diciembre han vivido horas de preocupación y que anoche les avisaron que encontraron el cadáver de Rosalinda Esthefanie.

“El proceso fue desde que nos enteramos del mensaje. Levantamos una denuncia. Ahí se empieza, empieza la averiguación, empieza el calvario para mí, para mi esposo, para mi familia, todos teníamos esperanzas de que regresara con vida mi hija. Todos, pero de verdad le agradezco a Dios que al menos me hayan entregado su cuerpo para poder darle sepultura y saber dónde va a quedar mi hija”.

“Desde el día jueves hasta la fecha había sido un martirio no saber nada de mi hija. El día de ayer nos avisaron a las siete de la noche que ya habían encontrado su cuerpo, rumbo a Acambay, son los indicios que nos dicen nada más”.

Crédito de la foto Univision