Uno de los productos que se consumen con frecuencia en el hogar son las palomitas y es que sólo tienes que meterlas en el microondas y esperar unos minutos para saborearlas, sin mucho esfuerzo y con muchas opciones a elegir.

Pero qué hay detrás de las palomitas Act II sabor mantequilla, las cuales según el portal El Poder del Consumidor, representan un riesgo para la salud de sus consumidores.

Entre las alertas sobre el producto destacan que “Cubre el 35% de la grasa total requerida para un adulto”. Pero además, “De acuerdo con criterios de la OMS, cubre casi el 170% de grasas saturadas permitidas”.

Pero algo importante es que este producto “No contiene mantequilla, sino aceite con saborizante de mantequilla”.

“De acuerdo con estas sugerencias, la cantidad de grasa saturada es elevada, ya que cubre casi el doble de la grasa saturada permitida; mayor aún si es tan sólo una simple botana”, informa la publicación.

“El alto consumo de grasas saturadas se ha asociado con padecimientos como aterosclerosis, enfermedades cardiovasculares, entre otras”, advierten.

Riesgos:

a) Los consumidores no logran detectar a simple vista las cantidades elevadas de grasas saturadas que contiene o sus riesgos a la salud.

b) La cantidad de sodio es lo suficientemente elevada para generar impactos considerables en la salud ante el consumo frecuente de este tipo de palomitas.

c) Los consumidores desconocen los riesgos ante el consumo del maíz transgénico, ligado al uso de agroquímicos agresivos como el glifosato.

La publicación recomienda un consumo esporádico por la elevada cantidad de grasas saturadas y la procedencia de maíz transgénico. Por lo que propone mejor consumir palomitas caseras con maíz palomero mexicano (utilizar aceite vegetal sin grasas saturadas).

Foto lacomer.com.mx

[relativa1]

[relativa2]