Los linchamientos en Puebla son consecuencia del hartazgo social de la población ante la incapacidad de las instituciones encargadas de impartir justicia, consideró el vicepresidente de Seguridad de la Red Mexicana de Franquicias (RMF), Roberto Esquivel Ruiseco.

Tras los últimos casos que se han registrado en la entidad en los municipios de Tlacotepec de Benito Juárez, en Reyes de Juárez y Tlatlauquitepec, el empresario criticó que la gente siga confundiendo este delito con la denominada justicia ciudadana.

"Tenemos una descomposición del tejido social bastante preocupante, porque ahora incluso algunos niños ya participan en estos linchamientos", comentó.

Aunque aseguró que estos hechos no tienen justificación, evidenció que el hartazgo social se debe a la incapacidad de los ministerios públicos para mantener a un delincuente adentro de la cárcel.

Esquivel Ruiseco dijo que es forzoso reforzar los valores de convivencia social en Puebla, además invertir en más y mejor infraestructura ministerial y capacitar a los agentes, con la finalidad de que poco a poco se vaya mejorando la situación y la población recobre la confianza en las instituciones.