En Puebla se proyecta la perforación de 10 mil 92 pozos en siete municipios con la técnica del fracking, según se contempla en los siete bloques de la tercera fase de licitación de la Ronda 4 de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, alertó Jaime Patiño Ruíz, ex presidente de la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros.

En su visita a Puebla, Patiño Ruíz, ex trabajador de Petróleos Mexicanos con 32 años en el Área de Exploración, aseguró que en este modelo extractivo para la búsqueda de petróleo  se tienen contemplados 1 mil 984 kilómetros cuadrados de los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz y la consecuente explotación de 20 mil pozos en total para los tres estados, la mitad,  en Puebla.

Jaime Patiño junto con la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros, Comité Nacional de Estudios de la Energía y el grupo de Ingenieros de la Constitución de 1917 y El Movimiento Nacional Petrolero emprendieron en el estado una jornada de información para que regiones conozcan el grave riesgo en el que se encuentran sus territorios.

El experto en la búsqueda de hidrocarburos en el territorio mexicano precisó que el territorio poblano está contemplado en los siete  bloques  TE-2003, TE-2005, TN-TM-75, TN-TM-76, TN-TM-81, TN-TM-82,  TN-TM-83, señalados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos para fracking de yacimientos no convencionales en los en Tlacuilotepec, Xicotepec, Hueytamalco, Huehuetla, Acateno Ayotoxco y Tenampulco.

La técnica del fracking --- que consiste en fracturar lutitas (rocas generadoras de hidrocarburos) para hacer que  fluya el petróleo contenido---, fue calificada por el ex presidente de la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros, como un  modelo extractivo caro, contaminante y poco productivo.

Alertó que por cada pozo perforado, dados su baja producción y veloz agotamiento, cientos de pozos más tienen que generarse a su alrededor.

“Explotar yacimientos no convencionales tiene como consecuencia la perforación de decenas de miles de pozos. Para detonar estos 7 bloques se requerirán casi 20 mil pozos y la mitad estarán en territorio poblano”, advirtió.

Para el experto, el área difundida de 1 mil 984 kilómetros no está dimensionada correctamente, pues solo representa a los pozos, no tomando en cuenta los kilómetros requeridos para hacer caminos así que en realidad, el territorio afectado podría ser el doble.

Dijo que las dependencias gubernamentales tampoco han informado la dimensión real de los litros de agua necesarios para el fracking planeado en el estado, pues para perforar un sólo pozo y fracturar sus rocas, se necesitan 14 millones de litros de agua pura. En 20 mil pozos se necesitarán al menos 5 billones de litros de agua pura para este cometido. “La cantidad es criminal”, acusó.

Describió que al agua que debe ser pura se le adicionarían arena y químicos para mantener fracturas abiertas, provocando que no sólo el líquido utilizado se contamine, pues también alterará la composición de agua nueva con la que se mezcle, como el agua de lluvia y del subsuelo.

“Se usarán 14 millones de litros de agua purísima, de la mejor calidad posible para obtener 80 mil barriles de petróleo, que es lo que puede generar un pozo. Es decir, estamos cambiando agua por poco petróleo”, lamentó.

Ante este medio expuso que este modelo extractivo del fracking es indispensable para garantizar la reserva energética de EU pero representa el saqueo y la depredación del centro y las áreas costeras del golfo de Mexico, donde está ubicada la roca generadora.

Precisó que Estados Unidos consume al día 17 millones de barriles de petróleos pero sólo produce 9.6  millones  y requiere importar 7.4 millones de barriles que importa.

Al contrario de México, que  hasta el mes de junio reportó una producción de 2.09 millones de barriles diarios, y en donde se consumen  900 mil barriles diarios.

“Ellos (EU) consumen cinco veces más  petróleo que México. Es un consumo voraz indispensable para mantener  la maquinaria de guerra y su industria”,

El experto desmintió que hubiese ya perforados pozos en Puebla, pues en el país se han hecho pruebas de perforación en 18 pozos, entre Coahuila y Veracruz, pero la explotación de lutitas (rocas generadoras) no se ha registrado en el país.

Petroleros jubilados y en activo insistieron también en que lo único que puede detener a esta “ambición capitalista” es la organización popular, comunidades organizadas y solidarias que manifiesten su oposición ante tal barbarie.