El número de poblanas repatriadas desde los Estados Unidos en el primer trimestre de 2017 pasó de 77, en enero, a 143 al corte del mes de marzo.

Según los datos de la Unidad de Política Migratoria, de la Secretaría de Gobernación, Guerrero sigue ocupando la primera posición con 15.3 por ciento de la totalidad de las mujeres repatriadas de Estados Unidos a su lugar de origen, seguido de Oaxaca con el 13.5 por ciento, Michoacán con el 12.1 por ciento y Puebla con el 6.2 por ciento, dejando atrás el 5.4 por ciento que registró en enero.

Según el mapa desglosado por características de la población deportada, Puebla se encuentra en el rango de los estados donde las mujeres deportadas son madres que han dejado de 1 a 5 hijos en la Unión Americana.

Según el Instituto para las Mujeres en la Migración IMUMI los efectos de la migración en la unidad familiar y la identidad siguen siendo de los  menos estudiados.

Apunta que los efectos en la unidad familiar han recibido la atención de algunos especialistas en el tema de la migración, pero las políticas migratorias todavía experimentan un rezago.

“Actualmente se reconoce que la migración tiene aspectos que afectan de manera distinta a mujeres y hombres. Sin embargo, la mayoría de las disposiciones y políticas migratorias aún carecen de un enfoque de género. Tradicionalmente, se consideraba a la migración como un fenómeno masculino y sólo recientemente se ha reconocido que las mujeres siempre han representado una parte significativa de la población migrante, ya sea como acompañantes de los hombres, o bien como migrantes individuales”, señala un estudio.