Las marchas por la unidad nacional, que incluyeron protestas contra los gobiernos de Estados Unidos y México, no le importan a la administración del Presidente Donald Trump, creen 79 de cada cien mexicanos encuestados por

Gabinete de Comunicación Estratégica.

Al hacer dos grandes reclamos, uno contra Trump y el otro al gobierno mexicano, los manifestantes hicieron bien, apunta 69.8% de la sociedad.

En medio de una división de opiniones, entre quienes consideran que las marchas fueron exitosas o un fracaso, después que sus convocantes no se pusieran de acuerdo sobre si era contra Trump y su política mexicana o críticas al gobierno de México, solo 20% de la gente cree que estuvo mal que se protestara contra los dos.

Gabinete (www.gabinete.mx) averiguó a quién le importan más actos como el de unidad nacional y propuestas contra los gobiernos: 83.5% de la gente piensa que principalmente a la sociedad de México.

62.5% cree que la sociedad internacional está interesada en estas acciones.

Las marchas que combinaron reclamos a Trump y al gobierno de México, no le importan a las autoridades mexicanas, dijo 50.6% de la gente, pero 43.9% cree que sí les inquietan.

Lo que queda claro es que 78.7% de la sociedad cree que Trump y su administración no se preocupan de las marchas, 14.7% tiene idea que se ocupan de ellas.

Un día de las movilizaciones por la unidad nacional, celebradas en varios estados, GCE encontró que 50% de la ciudadanía sabía de las marchas antes de ser encuestada, el otro 50% no tenía idea.

Entre quienes habían oído de las manifestaciones, 45.2% sabía que eran contra Trump, 18.6% las creía que eran para reclamar por el gasolinazo, 13.4% pensaba que eran para protestar contra el gobierno mexicano, 8.5% que eran para apoyar a los migrantes y solo 6.2% sobre la unidad nacional, motor con el que se echó a andar la convocatoria.

Las marchas no alcanzaron el objetivo dijeron 56 de cada cien de los mexicanos enterados de su celebración y solo 31 creen que cumplió. 10 no sabe si se logró la meta o no y 3 se quedaron callados.

Por lo visto no relacionan el éxito con la asistencia, pues 62.2% de los 600 consultados por todo México dijo que a las marchas fue mucha gente, en tanto que 23.6% consideró que fue poca y el resto no supo qué decir o guardó silencio.

En momentos de crisis derivada de las amenazas de Trump contra México y los migrantes indocumentados en Estados Unidos, 68.1% de los 600 entrevistados telefónicamente dijo que las marchas sirven, lo que pone en duda 28.4%.

Son más los que apoyan estas manifestaciones: 74.7%, aunque 17.8% no las respalda.

21 de cada cien mexicanos encuestados por GCE dijeron que no saben qué hacer por la unidad nacional, mientras que 14.1% cree que se logra apoyándonos (estando unidos), 10.3% piensa que con trabajo (sin explicar nada), 9.1% habla de elegir mejores gobernantes, 5.6% de dialogar, 4.5% de manifestarse y 4.3% de estar mejor informados.

El resto de las respuestas fueron de boicotear productos estadounidenses, cambiar de actitudes, hacer una revolución, cumplir las leyes, controlar a los partidos, mejorar la economía, no votar, nada, otro o silencio.

www.gabinete.mx