La obesidad es un problema que instó a la Secretaría de Salud federal a emitir por primera vez una declaratoria de emergencia sanitaria por una enfermedad no infecciosa.

De forma alarmante, la Ciudad de México, es una de las regiones que concentra el mayor número de casos de obesidad, está presente en el 75.4% de mujeres mayores de 20 años y en el 69.8% en varones de 20 años.

La mala alimentación, el sedentarismo y la falta de acceso a alimentos nutritivos son factores determinantes para desencadenar sobrepeso y obesidad, enfermedades que podrían llegar a costarle 10 años en la esperanza de vida a los mexicanos.

Para combatir a la obesidad, a través de la innovación y desarrollo tecnológico, se han creado tratamientos mínimamente invasivos con mayor eficacia para los médicos y sus pacientes, un ejemplo es el Balón Intragástrico Ajustable de 12 meses.

El balón, relleno de suero fisiológico, se introduce en el paciente para reducir la sensación de apetito, al ocupar un espacio en el estómago.

Con esta técnica, las personas con obesidad o sobrepeso pueden perder más de 21 kilos en seis meses y hasta 35 durante un año.

El Balón Intragástrico Ajustable de 12 meses es una de las opciones disponibles para el tratamiento de la obesidad.

En productos similares se ofrece la  posibilidad de reajustar el volumen del balón durante el tratamiento para prolongar la sensación de saciedad del paciente durante más tiempo