Gracias al sistema de rastreo de un vehículo de carga que fue robado, elementos de la Policía Federal localizaron la unidad en inmediaciones de la autopista México-Puebla, y lograron desarticular una banda dedicada al robo de camiones con mercancía.

Fue en un predio ubicado en el kilómetro 76, que efectivos de la corporación implementaron un operativo mediante el cual, se recuperó el automotor que transportaba estufas, refrigeradores y otros productos de línea blanca, con valor de 500 mil pesos aproximadamente.

En el lugar, se detuvo a 8 sujetos implicados en el robo de la unidad y de la mercancía. Trascendió que uno de ellos era el chofer del vehículo, que estaba coludido con los delincuentes, motivo por el cual se les puso a disposición de la FGE para la investigación correspondiente.

También se incautó un automóvil SEAT modelo 2006, color negro y con matrícula de Tlaxcala. Uno de los detenidos admitió que lo utilizaban para interceptar los camiones con mercancía o inclusive, para retener a los choferes y trasladarlos a los lugares donde los abandonaban.