La historia de una chica que decidió vender su virginidad ha llamado la atención de los medios de comunicación y causado revuelo en redes sociales.

La joven estadounidense decidió firmar un contrato con un burdel en el estado de Nevada y el propietario del negocio recibirá el 50 por ciento de lo que gane la chica.

Katherine Stone, de 20 años, dijo que busca ayudar a su familia, que perdió su casa en un devastador incendio ocurrido en 2014, informó la CNN.

Cabe mencionar que Nevada es el único estado en el que la prostitución es una actividad legal.

El contrato de trabajo, firmado con un burdel legal del magnate Dennis Hof, estipula que la mujer deberá pagarle a su propietario el 50% del valor final de su servicio, que fue valuado en unos  400 mil de dólares.

Hasta el momento la chica aún no ha aceptado ninguna oferta: "Estoy esperando a un hombre con el que sienta conexión para que la experiencia sea especial para los dos", dijo.

"Pequeñas fiestas" y "sesiones de masajes" son las actividades que ha realizado Stone por lo pronto. Sin embargo, tras perder su virginidad, la chica planea seguir trabajando allí por los próximos cinco años y en un futuro estudiar leyes.

"Es su elección. No creo que sea buena idea para una chica beber 6 tequilas y perder su virginidad en el suelo de un baño […] Pero si ella lo desea, creo que está perfecto", dijo el propietario del burdel, Dennis Hof,

Foto Twitter

*******

Sigue a e-consulta Magazine en Twitter (clic aquí) y Facebook (clic aquí).

[relativa1]

[relativa2]