El presidente auxiliar de La Resurrección, Sabino Leonardo Báez Serrano, interpuso amparos porque se le negó la libertad bajo caución a pesar de que los delitos que se le imputan -ejercicio indebido de funciones y resistencia de particulares- no son graves, así lo dio conocer el abogado Hilario Gallegos Gómez.

El pasado viernes 17 de octubre, el mismo día que detuvieron a seis policías que participaron en el desalojo de habitantes de Chalchihuapan, fue arrestado Báez Serrano por policías ministeriales cuando le pidieron hacer un recorrido por la junta auxiliar para checar “cuestiones de seguridad”.

Aunque los delitos que se imputan tienen que ver con la expedición de actas del registro civil, actividad que les fue retirada a los ediles adjuntos desde diciembre de 2013, Gallegos Gómez aseguró que el motivo real de su aseguramiento es el amparo 1058/2014/que promovió en el Juzgado Noveno de Distrito contra la reforma de la Ley Orgánica Municipal.

Tras la rueda de prensa para anunciar el “Encuentro de organizaciones sociales contra la represión: Resistencia y solidaridad”, el abogado de Sabino Leonardo Báez dijo que desde la semana pasada se presentaron los amparos y espera que la semana entrante se dé a conocer la resolución.

El amparo se debió a que el edil de La Resurrección no obtuvo su libertad bajo caución cuando por los delitos que lo acusan alcazaba fianza.

Los abogados del edil creen posible de que se le acusen de otros delitos, toda vez que el Síndico municipal de Puebla, Héctor Sánchez Sánchez, dijo ante los medios de comunicación que hay más denuncias que se van a acumular al presidente auxiliar.

Cabe mencionar que el presidente municipal, Antonio Gali Fayad, comentó el 21 de octubre que la Contraloría Municipal denunció a Báez Serrano ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por el uso indebido de un vehículo oficial, esto durante una marcha contra el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas en la ciudad de México el 28 de julio.

A lo cual Hilario Gallegos alegó que tras la acusación de la Contraloría, el presidente de La Resurrección presentó el vehículo que supuestamente llevó a la marcha, pero las placas que el Ayuntamiento menciona en la denuncia no coinciden con las de la unidad que le asignaron. Además de que nunca fue citado por la dependencia para aclarar la situación.