Alrededor de 50 mil alumnos de secundarias y bachilleratos de los centros escolares de las ciudades de Puebla y Cholula no tuvieron clases este miércoles porque sus maestros se sumaron al paro nacional convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en protesta a la Reforma Educativa y sus leyes secundarias.

Los docentes informaron desde el martes a los padres de familia que este día no habría clases, por lo que los alumnos no se presentaron. Sin embargo los docentes sí acudieron a las aulas, aunque vacías, para evitar se les descontara el día de sueldo por falta.

En los niveles de preescolar y primaria de los centros escolares hubo actividades, aunque algunos maestros se declararon en "huelga de brazos caídos" y no impartieron clase.

Los paros en el interior del estado

Además, en los municipios de Izúcar de Matamoros, Atlixco, San Pedro y San Andrés Cholula, Coronango, Teziutlán, Tepeaca, Huachinango, Acatlán, Tepexi de Rodríguez, Amozoc y Cuetzalan, los docentes faltaron a sus instituciones.

En estos municipios se reportó que alrededor de 200 escuelas de nivel básico registraron ausentismo de un sector de maestros que acudió a la marcha contra la Reforma Educativa que se llevó a cabo por la tarde en la ciudad de Puebla.

El líder de la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Jorge Luis Barrera de la Rosa, minimizó el paro al señalar que todas las escuelas tuvieron actividades, excepto 400 maestros de centros escolares, de un total de 30 mil que están agremiados a esa sesión sindical.

Marchan contra la Reforma Educativa

La marcha en la que participaron unas seis mil personas, partió del Paseo Bravo, cruzó el centro de la ciudad y llegó a Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno.

En una acción paralela, un centenar de profesores tomaron la caseta de cobro de Esperanza, ubicada en la autopista que conecta a Puebla con Orizaba, Veracruz, y permitieron que los automovilistas pasaran sin pagar.

Lo mismo sucedió en la caseta de la súper carretera a Teziutlán, donde desde ayer los docentes mantienen sus protestas.

Al respecto, el líder de la Sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Jorge Luis Barrera de la Rosa, hizo un llamado para que los docentes recapaciten su postura. El gremio pidió no afectar el servicio educativo y abrir un canal de comunicación.

Cabe señalar que en este marco, las secciones 23 y 51 del SNTE firmaron con el gobierno del Puebla el acuerdo de negociación salarial, por el cual obtuvieron una bolsa de prestaciones superior a los 400 millones de pesos, independiente al aumento que lograron a nivel federal de 5.95 por ciento que les será pagado en la segunda quincena de septiembre, retroactivo al mes de enero.