Opinión

México, lugar 42 en el Índice Mundial de Hambre 2022

Lunes, Diciembre 26, 2022
Leer más sobre Javier Cobos Fernández
Conforme al reporte publicado del índice Mundial del Hambre (GHI), México continúa retrocediendo
Economista por la UDLAP, Maestro en Administración Pública por la Universidad de Columbia en Nueva York, con estudios de Maestría en Derecho en el ITAM y en Transformación Digital en el MIT. Se ha desempeñado como director asociado en la calificadora Standard and Poor’s y consultor en Alta Dirección en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
México, lugar 42 en el Índice Mundial de Hambre 2022

Según el Índice Mundial de Hambre (GHI) o (GHI por sus siglas en inglés), México cayó al lugar 42 en 2022 desde el 39 el año anterior y desde el 23 en 2019. En su página, el Banco Mundial publicó su última actualización en diciembre 2022 de estudios de los incrementos en precios de los alimentos, además del GHI en el que nuestro país se destaca por su retroceso de 19 lugares a nivel mundial. ¿Es que la pandemia COVID 19 ocurrió solo en México? Evidentemente que no, por lo que a nivel mundial nos encontramos en igualdad de circunstancias.

Sin embargo, hay diversas variables en las que México es ganador. Por ejemplo, conforme a la Agencia Internacional, Transparencia Internacional, México se encuentra estancado y en el fondo en el Índice de Percepción de Corrupción (CPI), colocándose en el lugar 124 de 180 países del mundo, con una puntuación de 31 en una escala de 100. Cabe entonces la pregunta: ¿Qué relación tiene la corrupción con el hambre en el mundo? La respuesta la encontramos claramente reflejada en un estudio publicado por Transparencia Internacional en agosto de 2022, Food security and corruption en el que se analizan una serie de variables a nivel mundial en los que se encuentra una significante correlación entre corrupción y seguridad alimentaria, en la que, al incrementar el CPI la incidencia en inseguridad alimentaria calculada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de la escala utilizada por la Food and Agriculture Organization (FAO), también aumenta de manera significativa.

Lo que acabo de mostrar son datos estadísticos, públicos en los que usted puede hacer sus propias conclusiones. México se registra reprobado en la medición mundial de corrupción mientras que el discurso oficial es: “Ya no hay corrupción, aunque le dé coraje a los conservas”.

De la mano de la corrupción, se encuentra su espejo que es la competitividad. De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), los poblanos sufrieron un retroceso, de dos lugares, ubicándose en la posición número 25 al 2022. Me parece que el tema de corrupción no solamente es una asignatura pendiente para el Presidente de la República sino también para el flamante gobernador del estado.

Más artículos del autor

Es así como, mientras escuchamos reiteradamente que “ya no hay corrupción”, en cada mañana la realidad en el país, según la óptica de propios y extraños, es radicalmente diferente. En relación con nuestro nuevo logro mundial en el ranking de hambre a nivel mundial valdría la pena preguntarnos: ¿qué resultados dio la primera, segunda o tercera versión del Plan Contra la Inflación y la Carestía de la que tanto se habló? Las amas de casa, madres trabajadoras y padres proveedores luchan diariamente para lograr llegar a la semana y cada día ven una realidad más compleja que tiene toda la coincidencia con las estadísticas y publicaciones que he mostrado, excepto, con la opinión del aquél que recientemente mutiló al Instituto Nacional Electoral (INE), institución que lo puso donde hoy se encuentra y pronto dirá que cambió de opinión y mejor ya no se quiere ir.

Vistas: 442

Loadind...