Opinión

Los pendientes de Sergio Salomón Céspedes

Domingo, Diciembre 18, 2022
Leer más sobre Javier Cobos Fernández
Tras el desafortunado deceso del gobernador Miguel Barbosa, varios pendientes quedan
Economista por la UDLAP, Maestro en Administración Pública por la Universidad de Columbia en Nueva York, con estudios de Maestría en Derecho en el ITAM y en Transformación Digital en el MIT. Se ha desempeñado como director asociado en la calificadora Standard and Poor’s y consultor en Alta Dirección en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Los pendientes de Sergio Salomón Céspedes

En materia de seguridad y corrupción hay mucho trecho que recorrer, aunque desde ahora puedo ver un escenario similar al de la sucesión de Martha Erika Alonso, en la que la administración barbosista recibió un desorden en el que se pasaban la “bolita” de los interinos a los anteriores.

Desde ahora se los digo: a la sucesión de Céspedes quedará el juego de ping pong entre la administración del difunto y el interino, peloteando basura de un lado a otro. Al tiempo.

Un tema que no podemos olvidar es el fracaso por tercera vez de la licitación de las cámaras de seguridad de transporte público. Y no es que la titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) no haya podido con ella, sino que los licitantes y su grupo tenían una larga cola, que viene desde la Ciudad de México y no llegaban precisamente muy bien parados. Con un pasado cuestionable en el desempeño de cámaras de seguridad en la Ciudad de México, empresas capitalinas intentaban entrar a la licitación, cuyo resultado no se ha concretado, dejando claro que éste depende de Secretaría de Administración más que de Secretaría de Movilidad y Transporte.

La Ley de Movilidad parece más bien la Ley de Inmovilidad, ya que se encuentra esperando desde junio pasado.

Más artículos del autor

Otro pendiente es el nombramiento del Secretario Técnico del Sistema Estatal Anticorrupción, que desde febrero de este año la ciudadanía continúa esperando. Ante una intentona de imponer perfiles a modo, el fracaso de Comité Estatal de Participación Ciudadana (CEPC) del Sistema Estatal Anticorrupción no pudo probar la experiencia y conocimiento de su terna propuesta, que el propio comité mostró al Órgano de Gobierno, quien echó abajo dicha terna por no cumplir los requisitos y perfil mínimo que el CEPC propuso en sus bases y que se encuentra claramente establecido en la Ley en la materia. Cómodamente, el CEPC navegó de muertito sin tener contraparte en el Sistema.

En el mismo rubro, la capacidad y procedencia de las autoridades administrativas del Sistema Estatal Anticorrupción tienen un pendiente en el pasado en Veracruz, que deja mucho que desear ante el proyecto de Barbosa de humanizar a los empleados del Gobierno del Estado que era uno de los objetivos para los últimos dos años. Habrá que echar un ojo al pasado y al pasado no muy lejano, en el que por decisiones administrativas negligentes de un funcionario del Sistema perdió la vida a causa de decisiones administrativas ante el inminente riesgo de contagio y muerte, pero no pasa nada. ¿Homicidio culposo? No vaya usted a creer…

No hablemos de las compras consolidadas. Habrá que echar un ojo a los talleres que “dan servicio a los vehículos”, resultados y sus facturas por servicio completo. Ahí nada más otro pendiente.

La inversión pública en Puebla sin duda es otro gran pendiente. Nada más en 2020 la inversión pública tuvo un recorte de 72 por ciento, quedando como el último de los poderes Ejecutivos estatales que menos recursos destinados a inversión pública por habitante.

Es claro que la narrativa de los próximos dos años en el estado de Puebla será que no se puede iniciar proyectos nuevos dado que el tiempo ya no alcanza. Más aún cuando el último año veremos los arrebatos y deslealtades por conseguir la candidatura al primer nivel del gobierno estatal, que derive de elecciones a través del voto de los poblanos, más que de una desgracia.

 

Vistas: 727

Loadind...