Opinión
Loading...
Loading...

Seguridad: ¿qué pasa en las autopistas?

Miércoles, Diciembre 1, 2021
Leer más sobre Facundo Rosas Rosas
Los robos a usuarios de las principales carreteras federales del país son cada vez más frecuentes
Ingeniero por la UAM donde obtuvo la Medalla al Mérito Universitario. Estudió maestrías en Administración, así como en Seguridad Pública y Derechos Humanos. Fue capacitado en inteligencia y análisis en EU, Colombia e Iraq. A lo largo de 25 años ha sido servidor público en dependencias estatales y federales en materia de Seguridad Pública y Seguridad Nacional.
Seguridad: ¿qué pasa en las autopistas?

Durante las primeras horas del lunes 29 de noviembre, una noticia recorrió las redes sociales y los portales digitales después de que los medios impresos estaban por salir a circulación y tenía que ver con un robo masivo en el Arco Norte en el tramo que comprende San Martín Texmelucan, Puebla y Calpulalpan, Tlaxcala.

De acuerdo a versiones de las víctimas, el número de vehículos a los que les robaron fueron alrededor de 35 y el hecho sucedió entre las 2:30 y 3 de la mañana entre los kilómetros 212 y 216 en sentido hacia el estado de Puebla.

Es el reflejo del relevo de personal de la extinta Policía Federal de Caminos (PFD) y la Policía Federal (PF) que se está realizando desde hace algunas semanas para ser sustituido por la Guardia Nacional (GN).

Dicho en otras palabras, es el precio de la curva de aprendizaje en uno de los temas más complejos y más sensibles del país: la seguridad en carreteras.

Si bien no es la primera vez que esto sucede en el Arco Norte, sí lo es en cuanto al número de unidades que fueron víctimas de robo y el tipo de respuesta obtenida por los denunciantes.

Al respecto, diversas fuentes tanto internas como externas indican que la falta de patrullaje permanente y de respuesta a llamados de auxilio se debe a la falta de combustible para las patrullas de la Guardia Nacional que recorren a diario dichos tramos carreteros de jurisdicción federal.

Si a lo anterior agregamos que las autoridades estatales, en este caso de Tlaxcala y Puebla no están autorizadas a patrullar en conjunto con la GN y mucho menos solas, las posibilidades de que atiendan un caso de este tipo en flagrancia se vuelve más remoto.

Igual sucede con la autopista Puebla-Mexico, en especial su entrada a la capital del país, así como sus diversas derivaciones hacia el Estado de México.

En cualquier otro momento no habría preocupación por este tipo de incidentes, pero en vísperas del puente Guadalupe-Reyes lo mejor es no viajar de noche y si se puede hacer en una especie de convoy entre conocidos, mejor.

Vistas: 821

Loadind...