Incidencia delictiva al alza al cierre de 2021

Miércoles, Noviembre 24, 2021 - 06:54

Si la Guardia Nacional rindiera cuentas, hoy estarían despedidos mandos medios y superiores

Ingeniero por la UAM donde obtuvo la Medalla al Mérito Universitario. Estudió maestrías en Administración, así como en Seguridad Pública y Derechos Humanos. Fue capacitado en inteligencia y análisis en EU, Colombia e Iraq. A lo largo de 25 años ha sido servidor público en dependencias estatales y federales en materia de Seguridad Pública y Seguridad Nacional.

Cuando el gobierno federal está por anunciar que el número de elementos de la Guardia Nacional es de 140 mil y no de los 100 mil como teóricamente cerró 2020, la incidencia delictiva avanza en el mismo sentido, es decir al alza.

Así lo indican las cifras que mensualmente da a conocer el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que entre enero y octubre de 2021 muestran un incremento del 11 por ciento en delitos totales respecto del mismo lapso de 2020. En esta ocasión las Carpetas de Investigación pasaron de 1 millón 532 mil 546 registradas entre enero y octubre de 2020 a 1 millón 700 mil 689 contabilizadas en el mismo lapso de 2021, por lo que al cierre de diciembre el país habrá rebasado nuevamente los 2 millones de delitos, igual que en 2019.

Es pertinente aclarar que en lo que va del año aumentaron los delitos de la violación equiparada, violación simple, fraude, robo en transporte público individual, robo de autopartes, robo a transeúnte, despojo y amenazas, mientras que los delitos que disminuyeron fueron secuestro, robo a negocio, robo de vehículo y robo a transportista.

Desde esta perspectiva de nada ha valido que se haya incrementado el estado de fuerza de la Guardia Nacional (GN) si al final de cuentas no ha logrado revertir la incidencia de delitos a nivel nacional.

Si la GN tuviera que rendir cuentas a la sociedad bajo un esquema de indicadores cuantitativos, como cualquier empresa que está obligada a mejorar continuamente dada la inversión que se realiza y no por lo que diga el Presidente de la República, en el sentido de que “nos ayudan mucho”, hoy estarían despedidos por lo menos sus mandos medios y superiores.

Pero está claro que en el gobierno de la 4T los recursos se asignan a las instituciones en función de lo que se desea que hagan y no los resultados que entregan, mucho menos con base en su eficiencia; prueba de ello es que para 2022 la corporación tendrá un incremento en su presupuesto del 66.6 por ciento a pesar de que los delitos han aumentado 11 por ciento.

Ahora veamos cómo anda el gobierno del estado de Puebla, donde las cosas están peor que a nivel nacional y no lo digo yo, lo dice el Sistema Nacional de Seguridad Pública con base en los datos que mensualmente reporta la Fiscalía General del Estado.

Entre enero-octubre de 2020 y el mismo periodo de 2021, los delitos totales se incrementaron en 18.8 por ciento, mientras que el robo en sus diversas modalidades aumentó 11.5 por ciento, cifras marginalmente menores a las de enero-septiembre del presente año.

Si nos circunscribimos sólo al mes de octubre de 2021, este registró un incremento del 13 por ciento respecto de septiembre del mismo año, lo cual no es buena noticia ya que regresa al patrón de los meses previos luego de que durante el mes anterior se registró un “ligero respiro” en la incidencia delictiva.

Pero si nos vamos a la escala municipal de Puebla las cosas están peor que a nivel estatal y más que a nivel nacional.

En este nivel de gobierno, los delitos totales se incrementaron 66 por ciento entre enero-octubre de 2020 y el mismo periodo de 2021, mientras que los robos en sus diversas modalidades aumentaron 49.7 por ciento. Sin embargo, hubo delitos en los cuales el incremento fue de tres dígitos como el robo de autopartes que se disparó en 693 por ciento, amenazas con 555% de aumento y despojo con 452% de incremento, por citar algunos de ellos.

Desde luego que el desempeño del actual presidente municipal aún es imperceptible en virtud de que le correspondieron escasamente 16 días del mes de octubre, sin embargo, al cierre de 2021 se tendrán algunos elementos que permitirán detectar algunas tendencias de cara a sus primeros 120 días de gobierno.

Por lo pronto el panorama a nivel municipal, estatal y nacional no es nada halagador a pesar de lo que se diga o se acomode en Palacio Nacional cada que se tiene que informar sobre la incidencia delictiva y los únicos que han recibido buenas noticias son los que encabezan la Guardia Nacional con su incremento presupuestal. Ojalá que los resultados de 2022 estén a la altura de las circunstancias, pero sobre todo a la altura de su presupuesto.

Es en este tipo de coyunturas es cuando las empresas de seguridad privada se vuelven relevantes y necesarias como auxiliares de la seguridad pública a nivel nacional, como lo marca la ley, por lo que habrá que impulsarlas y no ahorcarlas.


Blogs