Entendimiento Bicentenario: lo viejo y lo nuevo

Miércoles, Octubre 13, 2021 - 07:40

La reunión entre EU y México fue sólo un mensaje político- diplomático cargado de asimetrías

Ingeniero por la UAM donde obtuvo la Medalla al Mérito Universitario. Estudió maestrías en Administración, así como en Seguridad Pública y Derechos Humanos. Fue capacitado en inteligencia y análisis en EU, Colombia e Iraq. A lo largo de 25 años ha sido servidor público en dependencias estatales y federales en materia de Seguridad Pública y Seguridad Nacional.

Cuando todo parecía indicar que la reunión del viernes 8 de octubre entre representantes de los gobiernos de Estados Unidos y de México abriría una nueva etapa de cooperación que sepultaría por completo la "Iniciativa Mérida", todo quedó en un denso discurso político-diplomático plagado de lugares comunes.

En general se mantuvieron 6 temas básicos que, como si se tratara de trajes o camisas de colores neutros en el guardarropa, deben permanecer en la agenda binacional.

Los temas que podrían considerarse como "viejos" en esta nueva fase de trabajo conjunto conocido como "Entendimiento Bicentenario", fueron los siguientes:

1. Combate al tráfico de drogas, en particular la reducción del consumo, el cual ya había sido abordado en la "Iniciativa Mérida", con la salvedad de que el fentanilo aún no aparecía entre las drogas sintéticas.

2. Combate a las estructuras criminales (cárteles de la droga), que lleva implícito la detención de sus líderes y no solamente permanecer como observadores, como se ha venido haciendo en los últimos tres años.

3. Reducción de homicidios como indicador de combate a la violencia, que lleva implícito la prevención e investigación de este tipo de delitos que, dicho sea de paso, no ha sido contenido como se ofreció en 2018.

4. Profesionalización de todos los actores que participan en la detención de presuntos responsables de un delito, así como en las etapas de procuración e impartición de justicia. Este componente ocupó casi el 60 por ciento de los recursos de la "Iniciativa Mérida" y fue determinante en la puesta en marcha del Nuevo Sistema de Justicia Penal, que inició en 2008 y culminó en 2016.

5. Fortalecimiento de la capacidad de extradición, en particular algunos personajes en los que tiene interés el gobierno estadounidense.

6. Tráfico de armas que, desde la perspectiva del gobierno de México, los Estados Unidos han dejado de atender desde su territorio. En este sentido cabe precisar que las legislaciones en la materia son diametralmente opuestas entre ambos países y en todo caso si no se quiere que ingresen a México, habrá que cuidar mejor nuestras fronteras y no seguir culpando al pasado y a otros.

7. Comunidades seguras. Tema que se abordó desde 2008 con otra denominación pero que en su momento se trabajó de la mano con la sociedad civil organizada, como en Ciudad Juárez, Chihuahua en 2010.

Mientras que entre los temas "nuevos" destaca el siguiente:

Atención de las causas de la violencia y la delincuencia, cuyo discurso ha venido repitiendo el gobierno de la 4T sin que hasta ahora se tenga la certeza de que un millón de pesos invertido en programas sociales haya evitado que se cometa alguna cantidad de delitos, es decir, no existe evidencia científica o correlación entre un indicador de "Jóvenes construyendo el futuro" y la baja en la incidencia delictiva; por el contrario, en 2019 los delitos totales denunciados rebasaron los dos millones, igual que lo será en este 2021.

Sobre el particular habrá que recalcar que son proyectos a largo plazo y a esta administración no le tocará cosechar los frutos y, en una de esas ni a la siguiente.

No debe perderse de vista que este tema sí estaba contemplado en la "Iniciativa Mérida", pero sus alcances eran más focalizados y con menos recursos, porque la prioridad era contener la violencia desbordada como en Michoacán, donde por cierto gobernaba el actual coordinador de asesores de la Presidencia y fue él quien pidió el apoyo de la federación. Han pasado trece años y la violencia sigue igual o peor en dicha entidad, pese a que ahora gobierna la 4T. Solo ayer hubo 18 homicidios dolosos en sólo día.

Los temas que ya no aparecen son:

1. Apoyo a las organizaciones sociales para que den seguimiento a los indicadores, participen en la construcción de las políticas públicas y "Mesas de seguridad" y funjan como enlace con la ciudadanía. Este tema definitivamente está fuera y así estará, por lo menos lo que resta del sexenio, porque al Presidente de la República no le gusta que las ONG le compitan políticamente y le quiten clientes.

2. Equipo policial y militar entendido como entrega de armas, aeronaves y tecnología necesaria para investigación, inteligencia, manejo de la escena del crimen, cadena de custodia y peritajes. En este tema los Estados Unidos podrían tener la intención de enviar equipo a México, pero me temo que de este lado no están dispuestos a recibirlo, porque es lo que más han criticado y les ha servido para ganar terreno.

Por si esto no fuera suficiente, los detalles del cómo cumplirán los objetivos del "Entendimiento Bicentenario" tardarán en llegar un par de meses, ya que el "Plan anual de acciones" está contemplado darlo a conocer el 1 de diciembre, mientras que la "Estrategia a 3 años" hasta el 30 de enero de 2022.

Dicho en otras palabras, la reunión efectuada el fin de semana pasado fue únicamente un mensaje político- diplomático cargado de asimetrías, porque las acciones comenzarán hasta el próximo año, cuando únicamente falten 2 años con 8 meses, es decir menos de la mitad del sexenio y para esas fechas hasta "Las Golondrinas" habrán sido entonadas.