Jueves, 20 de Junio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Los Simpson, radiografía americana

Miércoles, Mayo 22, 2019 - 18:55
 
 
   

Un sistema entero de organización política, económica y educativa.

Isaac Hernández y Elisa Carrillo, han sido reconocidos como los mejores bailarines de ballet del planeta. Recibieron el Premio Benois de la Danse, equivalente al Oscar de la danza.

Son garbanzos de a libra.

Como lo son los poquísimos mexicanos que logran destacar en las ciencias, los deportes de alta competencia, el cine y tantas otras materias en las que países avanzados, tienen tantos personajes destacados.

¿Son mejores ellos que nosotros?

No.  Pero sí tienen un sistema de identificación temprana de talento, otro sistema educativo enfocado a potencializarlo, programas de becas y apoyos de toda índole para aquellos que destacan en alguna materia y además, el dinero no se pierde en el camino entre federaciones deportivas, representantes, directores de escuelas públicas y entrenadores, como sucede en México.

La corrupción otra vez está en el centro de nuestro fracaso como potencia deportiva, cultural y económica.

Si usted ha visto alguna vez la serie de Los Simpson, más allá de reírse un rato, si pone atención verá en ella la radiografía, no sólo de una sociedad, sino de un sistema entero de organización política, económica y educativa.

En Estados Unidos tienen claro que no todos servimos para lo mismo y por ende cuentan con el ya mencionado, sistema de identificación temprana de talento. A eso sume usted instalaciones, equipamiento y apoyos: instrumentos musicales, salones especializados, canchas, estadios, pistas, laboratorios, competencias nacionales e internacionales; y llegado el momento, patrocinios de particulares que buscan fomentar el talento y de paso verse beneficiados por la imagen de su patrocinado.

Por lo tanto, no es casualidad que países como ése, destaquen en competencias internacionales y que tengan figuras en el cine, las artes, ciencia y otros rubros.

No es debido al azar, ni a que sean razas superiores. Tienen un sistema estructural y de organización que involucra políticas públicas, comunicación y coordinación con escuelas públicas y privadas, remuneraciones adecuadas en todos los niveles al personal también especializado, con el que se necesita contar para potencializar el talento de sus muchachos.

Y a todo esto sume usted el sistema de organización universitario con el que cuentan. 

En Estados Unidos hace una total diferencia la universidad en la que eres aceptado. Se convierte en un tema de vida que, desde los padres, es visto como algo por demás serio.

Un estudiante americano entiende que, si ingresa a una universidad Ivy League o rankeada entre las mejores 20 en la especialidad de su elección, tendrá en gran medida un éxito futuro asegurado.

Le explico cómo funciona:

Las universidades más antiguas y por ende con un alto nivel, prestigio y reconocimiento académico son conocidas como Ivy League. Ivy es una enredadera, y si usted ha plantado una, sabe que tarda muchos años en crecer y poblar un muro. Pues bien, al ser estas universidades las primeras en los Estados Unidos, cuentan con edificios históricos que están totalmente cubiertos por enredaderas, de ahí el nombre.

Las Ivy League americanas son Harvard, Yale, Columbia, Brown, Dartmouth, Princeton, Cornell y Pennsylvania.

Existen otras universidades del altísimo nivel, incluso mejor rankeadas en ciertos programas, como Stanford, MIT, University of Chicago, Caltech, Northwestern, Johns Hopkins, pero no entran a la Ivy League sólo por su antigüedad, no por su calidad académica.

Es tremendamente difícil ser aceptado en alguna de estas instituciones, porque han diseñado un sistema de selección que privilegia dos cosas: tu capacidad o tu dinero.

Es decir, se ingresa a esas universidades si pagas las altísimas colegiaturas y si se pertenece a ciertas familias muy, pero muy, pero muy privilegiadas, quienes además, hacen generosas donaciones para que estas instituciones estén en capacidad de seguir creciendo en infraestructura y programas académicos.

O se puede ingresar si se es muy inteligente.

Para ello, evidentemente se requiere pasar por muchos filtros y adicionalmente, se necesita obtener algún tipo de beca, lo cual involucra pasar más filtros. 

¿Qué se tiene al final de esta ecuación?

Se juntan los más ricos con los más brillantes. Y esto genera una relación y contacto entre los que seguirán perpetuando el mundo del corporate America y de una clase política un tanto aristocrática.

The Land of the Free and the Home of the Brave es también la tierra de la selectividad económica e intelectual.

Así, en Los Simpson usted ve a un señor Burns, quien representa a ese mundo híper privilegiado americano, cuyas familias ingresan a universidades Ivy League y top en los rankings y tiene usted a Homero Simpson y a su familia, en la cual un personaje como Lisa, eventualmente ingresará a alguna de estas instituciones y pasará a formar parte del New Money americano, que es lo que permite perpetuar un dominio de este país en diferentes escenarios a nivel mundial.

Lecciones:

1) Identifica el talento

2) Construye un sistema para potencializarlo

3) Apóyalo con becas y el mejor personal posible

4) Invierte en infraestructura y fierros

5) Ve en el poder económico un aliado no un enemigo

6) Compite, compite, compite

 

Oscar Gómez Cruz

https://es-la.facebook.com/2Tres15/

https://www.instagram.com/2tres15/

https://twitter.com/DosTresQuince


Semblanza

Oscar Gómez Cruz

Por veinte años ha asesorado a empresas de productos de alto lujo y a diferentes dependencias del sector público de todos los órdenes de gobierno, para que identifiquen y seleccionen los medios y canales óptimos para comunicar ideas complejas de forma comprensible. Es un apasionado y experto en comunicación estratégica. Es Maestro en Asuntos Internacionales con concentración de Negocios y Finanzas por la Universidad de Columbia en Nueva York y Maestro en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública. Es también egresado del Programa de Estrategia impartido por la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard. Su formación profesional es de Licenciado en Contaduría y Finanzas por la UDLAP. Actualmente es presidente de 2TRES15, empresa de consultoría especializada en la asesoría y diseño de estrategias de comunicación y negocios. Ha encabezado proyectos con gobiernos estatales, federal, empresas productivas del Estado, universidades públicas y privadas y empresas de diversos giros. Así mismo, ha asesorado proyectos del Poder Legislativo local, federal y del Senado de la República; también, a diversos partidos políticos en la integración de sus estrategias de campaña. Oscar Gómez Cruz traduce información compleja en comunicación accesible.

Ver más +

Encuesta