Martes, 21 de Mayo de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Que el whisky sepa a whisky y la verdad a verdad

Miércoles, Mayo 15, 2019 - 16:31
 
 
   

De repente no se debe escuchar para opinar de política o economía.

Estamos buscando soluciones utópicas y perfectas a situaciones que imaginamos reales y perfectas pero jamás como en verdad son.

Nuestro debate social es el aborto y razonamos sobre los valores sociales que poseen quienes no lo practican o l retrogradas de quienes lo aborrecen, hablamos sobre la destrucción del planeta y lo más cercano que cuidamos como especie es a nuestro perro, lo más altruista que tiene nuestra cotidianeidad es no usar popotes, juzgamos el uso de violencia para detener la violencia pero exigimos mas ejército y policía a los gobiernos en lugar de educación y cultura.

Esto no quiere decir que seamos hipócritas o doble moral solo pasa que en lo que nos está doliendo queremos soluciones inmediatas, pero en lo que solo nos molesta intelectualmente somos capaces de exigir planeación a quienes lo tratan de resolver y paciencia a quienes lo están sufriendo, pero eso no nos hace una mierda solo se trata de un sentimiento muy humano.

Somos él se indigna por la guerra en medio oriente, la que menosprecia el incendio de Notre Dame, el que publica para acabar con la desnutrición en África, la opresión en China y Cuba, la tiranía en Corea del Sur, el descongelamiento de los polos, el racismo en EEUU, la falta de gobierno en Nicaragua, las mujeres violadas en Kenia, lo aberrante de Venezuela, el intento conservador de Brasil, la crisis económica Argentina, el narcotráfico Colombiano, pero no somos capaces de oler toda esa mierda junta en nuestro país si su olor no apesta cerca de nosotros.

De repente no se debe escuchar para opinar de política o economía, de repente se puede cobrar por inspirar a otros a lograr lo que los beneficia y no lo que beneficia a la mayoría, y es que hace mucho dejamos de ser una especie para convertirnos en uno solo o una sola o une sole o lo que se nos ocurra hoy para reclamar mientras la justicia que si podemos hacer presente la ignoramos como niño hambriento pidiendo monedas en un semáforo.

No interesa si no leemos, si no nos informamos, si no nos importa la economía, la política, si no vemos un artículo en la tableta mientras cagamos, no analizamos a un periodista, no cuestionamos a un político, aplaudimos a la basura que se vende como prostituta de ideales falsos con unos y otros, no importa si no emprendemos, si no intentamos algo en esta vida o luchamos por lo que pasara en la otra, no importa si no creemos en nada ni nadie, lo que si importa es que a pesar de que no nos importa si tenemos la libertad de opinar, juzgar, descalificar y hasta atrevernos a resolver crisis, atrevernos a llamarnos lideres solo porque inspiramos con palabras y no derrotas, integridad y logros.

Hace tiempo una generación decía que estábamos en un hoyo de ignorancia y que éramos tan vulnerables y pendejos por culpa de una televisora, esos mismos son los que hoy culpan a Facebook y tuiter de reproducir notas fake y crear tendencias que alteran la verdad. La única verdad es que la idiotez siempre va a consumir idiotez, porque es lo único que entiende, no importa si se la sirves en una pantalla o en una plática llena de mentiras y rumores, se atragantara con ella porque no se tiene que masticar porque es fácil de digerir, porque no le causa esfuerzo porque no tiene que aceptar culpa o responsabilidad por nada.

Un pueblo dominado siempre será un pueblo dominado, pero no por otros no por partidos, no por países, no por ejércitos, si no por su escasa hambre de consumir letras por su evidente capacidad de dormirse antes de terminar una página y paradójicamente adornar sus repisas con libros.

M e duele vivir en un lugar así, pero me motiva la oportunidad de demostrar que un hombre puede ser el mismo aunque la vida sea estocástica, que un hombre siempre puede luchar desde donde este por lo que cree que es correcto, que puedo o no llegar a lo que sueño y no es culpa de otros aunque a veces tampoco tiene que ver con mi esfuerzo.

Me motiva no ser el único que entienda que se puede llorar y avanzar, casi siempre ambas, casi nunca una sola, me motiva lograrlo o no lograrlo, me motiva ser parte de quienes van a recordar, me motiva que algunos puedan acabar de leer esto sin sentir la ansiedad de deslizar su dedo porque sienten la ansiedad de hacer nada.

Me alegra saber y aprender de mis padres, hermana,  y amigos que ven la impotencia como motor y no como trauma, me alegra saberlos soportando, me alegra saber que aún son fieles a aquel ideal que en alguna platica nos dimos como tarjeta y a aquella mirada que prometió luchar por este planeta desde nuestra parte del mundo, me alegra que con ellas y ellos el whisky siempre sabrá a whisky y la verdad a verdad, me alegra saber que siempre encontramos de donde impulsarnos porque también existimos los nunca nos fallamos y no damos el hombro para llorar si no nuestros puños para enfrentarnos juntos cuando uno no es suficiente, me alegra que a pesar de saber lo que sabemos y que en realidad esta lucha sea casi imposible siempre lo seguiremos intentando.

@RafaGoli


Semblanza

Rafaél Gómez Olivier

Presidente y CEO. Social Business, ha mpartido más de 70 conferencias sobre emprendimiento en universidades de la ciudad de Puebla. Cocreador del concepto IdeasParty. Congreso para más de 800 unversitarios. Creador del concepto Mundo emprendedor: Congreso que a lo largo de 3 años ha llevado éxito,inspiración y educación empresarial a mas de 12 municipios del estado dee Puebla. Creador del simulador Unfollow: impactando a mas 3000 jovenes universitarios.

Ver más +

La Corte de los Milagros

¿Y el gabinete apá?

Encuesta