Domingo, 16 de Junio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El Diablero y yo

Jueves, Abril 11, 2019 - 22:38
 
 
   

No tiene mesura de la distancia con las personas.

Félix es muy simpática. Tiene un diente como si trajera un diamante incrustado en el canino izquierdo, pero es paladio y saliva que abrillantan su dentadura casi perfecta cuando abre su boca amplia al carcajearse. Sus cabellos castaño tornasol son producto de un mal tinte y la exposición permanente a los rayos de sol. Tiene poco pelo y mal peinado. Es robusta pero ágil, sobre todo de mente, ¡hasta asusta!

Félix es una persona que llega e invade el espacio con su sola presencia. No tiene mesura de la distancia con las personas, pero no incomoda al ser limpia, ligera de palabra y de risa. Te mira como si te reconociera de tantos rostros que ve y no olvida en la Central de Abastos donde trabaja. Se dirige a ti, de tú a tú, donde no hay distancia ¡va parejo!

La conocí en una reunión de ventas. Acompañé a una amiga y fue agradable que llegó a sentarse junto a mí sin reparar que era infrecuente, e inició la plática como si nos conociéramos de toda la vida. Le seguí la conversación y, sin siquiera saber nuestros nombres, comenzamos a reír a carcajadas por sus comentarios y su forma de expresión. En un momento volteó a mirarme de lleno y dijo: “Me caes bien”, a lo que respondí: “¡Tú, también!”.

De manera espontánea, ya casi al final de la reunión, una muchacha joven se levantó y empezó a bailar. Félix entre risas le dijo: “¡Andas jariosa m’ija!” Y empezó el relajo. Con desfachatez me confió: “¡Yo tengo un amante diablero! Te voy a presentar uno para que estés feliz ¡así como la niña! ¡Vete a la Central y ahí vemos! Te voy a escoger uno joven y fuerte”, me refirió muy simpática pero en serio. Empecé a carcajearme sin poder hablar sólo de imaginarme al diablero y yo. Cuando pude decir palabra le respondí de puro relajo: “¡Sí, mi Félix, yo te caigo!”

alefonse@hotmail.com


Semblanza

Alejandra Fonseca

Ver más +

Encuesta