Seguridad

A Vero la atacan y amenazan sus hermanos y FGE pide reconciliarse

A Vero la atacan y amenazan sus hermanos y FGE pide reconciliarse
Por Magarely Hernández | Martes, Mayo 17, 2022 |
Foto / Captura de video
La víctima denunció por violencia familiar y le otorgaron medidas de protección por tres meses, pero ahora que el plazo venció y volvió a denunciar los ataques, en la Fiscalía General del Estado (FGE) le sugirieron llegar a un acuerdo con sus agresores

Verónica ha sido atacada y amenazada por sus propios hermanos, uno desde prisión y otro en libertad llamado Josué C.T, conocido como “El Cristo”, a quien la agraviada acusa de ser parte de grupos de choque, vender drogas y cobrar piso a conductores del transporte público en pleno Centro Histórico de Puebla.

El conflicto entre Veronica, sus dos hermanos y su madre comenzó hace años, y aunque denunció en la Fiscalía General del Estado (FGE) violencia familiar y le otorgaron medidas de protección por tres meses, el plazo finalizó y en todo ese tiempo su hermano se valió de otras personas para amedrentar, y ahora que volvió a denunciar el Ministerio Público le sugirió “mediar” con sus agresores.

La mujer explicó que “El Cristo” no cuenta con ningún documento que acredite su identidad y también se dedica a realizar préstamos fraudulentos a personas, a quienes termina despojando de sus propiedades. Su otro hermano está sentenciado a 30 años de cárcel por secuestro y robo, pero desde el penal la ha amenazado.

El conflicto comenzó cuando “El Cristo” y su mamá pelearon y ganaron una vivienda localizada en San Manuel, por la que recibieron un millón de pesos, pero como el agresor no tiene documentos oficiales, una parte del dinero fue depositado en la cuenta de su mamá y, para evitar que su hijo le quitara el dinero, depositó 500 mil pesos a una cuenta de Verónica.

Se dispara la violencia familiar en los Pueblos Mágicos
Más del tema...
Se dispara la violencia familiar en los Pueblos Mágicos

La mujer vivía en Bosques de Manzanilla, a un lado de la casa de su mamá, pero cuando su hermano se enteró que ella tenía el dinero, la desalojó y sacó todas sus pertenencias sin importarle que en ese momento estaba su hijo.

En 2004 “El Cristo” le quitó una propiedad a su hermana en San Pablo del Monte, en el estado de Tlaxcala, por lo que acusó que su hermano también pretende quitarle su propiedad en Puebla, a pesar de que ya regresó el dinero a su mamá.

“Él y mi hermano que está en el penal me estaban amenazando constantemente. Yo dije: me van a matar y regresé el dinero, lo regresé, pero mi mamá me lo depositó a mí para que ellos no se lo quitaran (...) sabe que no puede quitarme la casa si yo no se la doy, porque yo tengo los papeles, a mí me costó”, relató.

En octubre de 2021 Verónica fue golpeada en plena vía pública, sobre la 18 Poniente y 7 Norte, en la ciudad de Puebla. Regresaba del trabajo cuando su hermano, quien a diario está en esa zona, la interceptó y agredió física y verbalmente.

Pese a que llegó una patrulla de la Policía Municipal, no se lo llevaron detenido y únicamente le recomendaron presentar la denuncia correspondiente.

La mujer acudió a la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género contra las Mujeres y el Agente del Ministerio Público inició la carpeta de investigación 8918/2021 por el delito de violencia familiar; sin embargo, antes de tomarle su declaración le advirtió: “no quiero que al rato le otorgues el perdón y te arrepientas”.

La atacan pese a protección

Aunque supuestamente fue víctima protegida durante tres meses, en este tiempo Josué se valió de otras personas para hacerle daño. En una ocasión, cuando salió de su casa para dirigirse al trabajo, un sujeto la apuñaló en el estómago, piernas y brazos: “disque fue un asalto, pero no me quitaron nada”.

También lanzaron tabiques a su domicilio y rompieron los cristales de su ventana. “Eres bien pendeja, dudaste de mi capacidad y ahora vas a aprender”, le dijo en un mensaje su hermano desde prisión.

El ataque más reciente y por el cual recurrió a este medio de comunicación se perpetró el pasado fin de semana, cuando Verónica caminaba con su pareja sentimental sobre la 18 Poniente y 9 Norte. Casi al borde de las lágrimas, dijo que por un momento pensó que moriría linchada.

“Yo iba atravesando la calle. Casi no paso por ahí porque siempre, siempre está ahí parado, pero esta vez fui a comprar unas cosas y ahí pasa el camión que me lleva a mi casa. Sentí que alguien me seguía y cuando volteé me gritó: hija de su puta madre, regrésame la casa. Me dio un puñetazo en el cuello y otro en el estómago, pero pensó que iba sola y mi novio le lanzó dos patadas. El empezó a chiflar y llegaron más personas con piedras y se agarraba atrás, como si llevara algo. Mi novio los grabó y hasta un señor nos dijo: ya no bajen, porque ahí está toda su gente”.

Verónica denunció que en ese momento pasó una patrulla de tránsito municipal con dos mujeres a bordo, pero lejos de ayudarla a ella, apoyaron a “El Cristo”, a quien al parecer conocen porque escuchó cuando le pidieron que se retirara con su gente, porque si llegaban los policías ya no iban a poder hacer nada por él.

“Me siento impotente, ya no sé qué hacer. Hasta he pensado en hacer una lona grande con su foto, para que cuando los vecinos lo vean hablen a la patrulla o algo. Yo trabajo, me pueden investigar, mi mamá les enseñó a ellos a conseguir dinero fácil, pero yo no tengo la culpa de que mi familia sea una lacra”, relató.

Ante los constantes ataques y amenazas que llegaron incluso a su hija, tomó la decisión de señalar públicamente a su agresor: “si me pasa algo, por lo menos que sepan quién fue”.

El lunes acudió de nueva cuenta con el Agente del Ministerio Público que lleva su caso, pero la respuesta no fue la que esperaba, pues le recomendaron mediar con su agresor. También ya intentó denunciar las amenazas que recibe desde el penal, pero le dijeron que nada pueden hacer, pues el acusado ya está en prisión y no tiene forma de comprobar que los mensajes los envía él.

También puedes leer contenido acerca de...